Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas Temas de primaria Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles más recientes

Adivinanzas de México

Pirámide tengo
y de América soy,
en la ventana del Norte
allí es donde estoy.
(México)
 
Soy devota, y alguien dice
que exagero demasiado,
porque marcho por la vida
siempre de brazos cruzados.
(La letra X)
 
En una cajita amarilla
tengo un gusano sin hueso,
aquel que me lo adivine
le doy un taco de queso.
(El plátano)
 
En el cielo me he formado
blanco, redondo y helado;
caigo como caniquita
y voy rodando como pelotita.
(El granizo)
 
Yo que te digo,
tú no me entiendes:
tienes la panza
llena de liendres.
(El higo)
 
Soy la mujer más voluble
que en el mundo puede haber
tengo cuartos y no casa,
y aunque ando por todo el mundo
y paso por Jerusalén
nunca puedo ser de un año,
porque siempre soy de un mes.
(La luna)
 
Es papa y no se come,
no es pájaro y vuela,
es lote y no tiene tierra;
para más señas
tiene cola de trapo
y anda a la greña.
(El papalote)
 
En medio de dos paredes blancas
hay una cuenta amarilla,
el que me lo adivine
comerá pan y tortilla.
(El huevo)
 
Un pajarito pasó por el mar,
sin pico y sin nada
me vino a picar.
(El chile)
 ________________________
Avilio González, ¡A qué no me la adivinas!: repertorio de adivinanzas, México SEP- Yo sí leo editores, 2005.
Lectura con 204 palabras
 ________________________

Conozco los alimentos

No todo lo que como es igual. Hay comida que me gusta mucho. Hay otra que no me gusta tanto, pero me la debo comer. Mi mamá dice que si como de todo, mi cuerpo tendrá energía para funcionar bien, crecer y no enfermarse.
En la escuela, un doctor nos dio una plática sobre los distintos grupos de alimentos. Él nos dijo que si acomodamos estos grupos en una pirámide, sabremos qué cantidad debemos comer de cada uno.
En la parte de abajo están los alimentos que debemos comer más (pan y cereales, azúcares y grasas, frutas y vegetales) y en la parte de arriba (productos lácteos y proteínas) los que necesitamos menos.
El doctor también nos explicó que cada alimento es aprovechado de manera diferente por nuestro cuerpo; por ejemplo, la sopa de pasta nos aporta azúcares y esto sirve para que nuestro cerebro tenga energía. Los granos con los que hacen el pan aportan fibra, la cual ayuda al buen funcionamiento de nuestro intestino. Las frutas y verduras son las que aportan las vitaminas y éstas nos ayudan a sanar las heridas. La leche aporta calcio y proteínas, ambos ayudan al crecimiento de nuestros huesos. La carne también nos da proteína y por ello nuestro cuerpo es fuerte. Por último, el chocolate nutre a nuestro cuerpo de grasas y azúcares, útiles para dar energía a nuestros músculos.
Siempre quiero comer lo mismo. Mis amigos Tere y Pedro son unos melindrosos. A ella no le gustan las verduras y él sólo quiere comer dulces. Me imagino que sus pirámides de los alimentos están chuecas e incompletas. Desde niños debemos comer de maneta balanceada y así evitaremos enfermedades del corazón o el cáncer. A la hora de la comida, huele rico. Me acerco a la cocina y veo lo que voy a comer. Todo se me antoja, siento que se me hace agua la boca y me rugen las tripas. ¡Mmmh, que hambre tengo!
¿Qué hace mi cuerpo con lo que come? Recuerdo que cuando el doctor fue a la escuela a dar la plática, explicó que al comer, desde el primer bocado, la lengua identifica los sabores y ayuda a descubrir algún alimento descompuesto que puede hacernos daño. Por medio de la digestión el cuerpo extrae de los alimentos todas las sustancias que
necesita para funcionar bien. Nos preparamos para la digestión desde el momento en que percibimos el olor de la comida. También nos dijo que la boca es como un triturador de comida. Los dientes sirven para despedazar lo que comemos y la saliva para ablandar los alimentos.
 _____________________________
Álvaro Osornio et al., “Conozco los alimentos” en Lo que hago con mi cuerpo. México, SEP- Santillana, 2004.
Lectura con 431 palabras
_____________________________

Nidos y guarderías

Como hace la mayoría de los reptiles, los dinosaurios ponían huevos. Los bebés dinosaurio tenían una primera etapa de desarrollo dentro del huevo, y terminaban de crecer después, ya fuera del cascarón. Algunos padres vigilaban y protegían los huevos que habían puesto, porque eran cuidadosos, y otros los abandonaban a su suerte.
Muchos dinosaurios ponían sus huevos en nidos. Algunos nidos eran simplemente huecos cavados en la tierra, mientras otros eran construidos con lodo y ramas. Los cascarones eran relativamente frágiles, como sucede con los de las aves y los reptiles actuales, para que los bebés dinosaurios pudieran romperlos golpeándolos desde dentro del huevo.
Algunos padres probablemente llevaban de comer a sus pequeños dinosaurios, como hacen en general las aves en nuestro tiempo.
Curiosidades:
Los gentiles dinosaurios llamados Maiasaura, que significa “gran madre lagartija”, vigilaban cuidadosamente a sus bebés por un tiempo largo después de que habían nacido, según se ve por algunos hallazgos de los paleontólogos, quienes estudian a los animales prehistóricoa a partir de sus restos fósiles.
¿A qué animales se parecían los dinosaurios? ¿Los puedes comparar con algunos?
_________________________
David Lambert, “Nidos y guarderías” en Dinosaurios. México, SEP-CITEM, 2002.
Lectura con 181 palabras
_________________________
[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrutan hoy.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas libro del perrito Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles destacadas

8. Un puñado de besos

71.Un cuento hace un ciento

25.La peor señora del mundo

45.La mulata de Córdoba

125.¡A comer!

4. Labor detectivesca

35.Queridos monstruos

118.Poemas de Luna y colores

84.La lana

52.Volver a clases

4. Mi abuela tiene ¿Alz… qué?

132.La borreguita negra

6. Una mirada al espacio

93.México dulce

4. ¡Qué rico banquete!

88.¿De qué tienes miedo?

162.Manneken Pis

46.Cuentos mágicos

23.Una pesadilla en mi armario

31.¿Dónde está mi tesoro?

122.El payaso que no hacía reír

31.Ronda de la niña de mis ojos

53.La calle es libre

169.Ramón preocupón

73.El lago de los monstruos

40.Un pozo: la historia del agua en La Tierra

172.Gulliver en Liliput

47.Adivinanzas nahuas

34.¡Ay señora mi vecina!

119.Camino del Norte

34.Diario del universo

123.Nuestra casa

69.El lobo sentimental

28.El perro topil (cuento náhuatl)

178.El hada del lago

53.El hipo de Inés

138.Conjuros para los aprendices de magos

18.La historia de Sputnik y David

23. El portero

74.Sofía, la vaca que amaba la música

104.Bebé a bordo: historia de un embarazo

24. El hombre que no quería trabajar

54.Amigos del alma

111.Una sopa de piedra

83.El truco de Alejandro

66.La mujer que brillaba aún más que el sol

163.Rafa… el niño invisible

100.Axólotl, el ajolote

32.Maravilla de vidrio: Fibra óptica

13. ¡Cuélguenme!

5. Urbano. A la maestra le duele la cabeza

5. Rolf y Rosi

188.La directora del pantano negro

17. Leyenda del Sol y la Luna

35.El pozo de los deseos

17. Los delfines

127.Del pellejo de una pulga y otros versos para jugar

140.El regalo

130.Los espíritus con aspecto de zorro

38.Cuando una gripa se establece

18. Los duendes de la tienda

1. Los colores

107.Pive, chavo, chaval

51.¿Cómo inyecto las medicinas?

28.La bruja mala

8. Mono

12. Huesos

31.Los valientes no asesinan

32.Un amigo

38.El diablo de la botella