La charca

Estándar
Un rinoceronte que bebe en la charca. “¡Grump, glop!” (Mmm, ¡está deliciosa!)

Portada de “La charca”.
Dos tigres que se relamen en la charca. “¡Grrrrrr!” (¡Dios mío! ¡Qué placer!)
Tres tucanes que graznan en la charca. “¡Croc, croc, croc!” (¡Es hora de divertirse, muchachos! ¡A beber!
Pero algo estaba sucediendo…
Cuatro leopardos que contemplaban la charca. “¡Rrrrrrr!” (Hum. Debemos tener cuidado, hermanos.)
La charca era cada vez más pequeña…
Cinco alces que se revuelcan en la charca. “¡Mu, mu, muuuuu!” (¡Eh! ¡No me metas la pata en la oreja!)
…y más pequeña… y más pequeña… hasta que un día, ni diez canguros tuvieron agua… no quedaba ni un agota de agua…
Y todos los animales se marcharon. Entonces una sombra ocultó el sol. Las nubes se arracimaron. Cayó…
__________________________
Graeme Base, La charca. México, SEP-Omega, 2004.
Lectura con 124 palabras
__________________________

Animales mexicanos

Estándar
El águila arpía
Sólo en lo más profundo de las selvas tropicales se puede ver el águila arpía. Vive en lo alto de los árboles de algunas selvas de Veracruz y Chiapas.
Es fuerte y rápida. Se alimenta de animales que viven en los árboles, como monos y ardillas, pero también de aves y serpientes.
Cuando empolla, pone cuatro huevos manchados de amarillo. Los padres dan de comer a las crías hasta los diez meses. Después, los aguiluchos aprenden a volar y se alimentan por ellos mismos.
Como a muchos otros animales, el águila arpía le afecta la destrucción de su ambiente, la selva. Por eso ya son pocas las que vuelan por los cielos de México.
Eres águila arpía
que en el pico llevas flores,
en las alas azucenas
y en el corazón amores.
 
El falso vampiro
A pesar de su feo aspecto, este animal se alimenta sólo de frutos. No hace daño porque es un murciélago, no un vampiro.
Vive y come de noche porque pasa el día durmiendo en cuevas, colgado del techo con la cabeza para abajo.
Para volar en la oscuridad de la noche lanza unos silbidos que los humanos no podemos oír. El sonido choca con los objetos y rebota. Como el murciélago sí percibe ese sonido, se da cuenta dónde están las cosas y no choca con ellas.
El falso vampiro vive el Los Tuxtlas, una selva del estado de Veracruz.
Cada día se acaba un poco de selva, porque la queman o se tiran los árboles para meter ganado. De seguir la destrucción, llegará un momento en que el falso vampiro no volará nunca más por las noches.
Me dicen falso vampiro
porque me parezco a él;
pero no les haga caso,
no les vaya usted a creer.
_______________________
Arturo Ortega Cuenca, Animales mexicanos. México, SEP-CONAFE, 2002.
Lectura con 296 palabras
_______________________

El mejor premio del mundo

Estándar
Vamos a leer la historia de un niño adoptado. El día en que, tal vez por primera vez, su madre y él hablan de cómo Jonás llegó a esa familia. Es una historia muy tierna.
 
Cuando Jonás recibió su carta se puso muy contento. Y, por primera vez, se la mostró a su mamá con todo y dibujo. Su mamá, entonces, habló con él y le explicó por qué eran diferentes él y ella.
Le contó que cuando se casó con su papá, todos los días esperaban que el bebé llegara pronto, muy pronto, más pronto.
Pero como Jonás no se decidía a llegar a esa familia, entonces tuvieron que salir a buscarlo. Le explicó que hay mamás y papás que deciden hacerlo de esa manera. Entonces su cara se iluminó como si tuviera el Sol adentro y sus ojos brillaron con el mismo brillo de la Luna. Jonás comprendió por qué se sentía tan diferente a su mamá, y también entendió que él tuvo la suerte de tener dos mamás: una que lo tuvo en su panza y otra que le dio todo su corazón. Y se sintió doblemente feliz, como tener muy juntos a la Luna y al Sol.
____________________
María Baranda, “El mejor premio del mundo” en La risa de los cocodrilos. México, SEP-El Naranjo, 2008.
Lectura con 201 palabras
____________________