El abuelo dice “ven conmigo”.

Estándar

Este abuelo que mira fijamente desde un cuadro causa un poco de inquietud.

Pero como todos  los abuelos, son amor y experiencia acumulados para ti. Han dado su vida para cuidar a papá y mamá. Merecen toda nuestra ternura y respeto. Bueno, vamos a la lectura para conocer a un abuelo algo misterioso.

Ven conmigo

abueloEl abuelo está sentado frente a la casa, en medio del jardín. Muy derechito en la silla de palo; con la pierna cruzada, las manos entrelazadas en la rodilla, el cigarro asomado entre los dedos. Lleva un traje oscuro, corbata a rayas, pañuelo en el bolsillo, botines y bastón, A sus pies duerme un perro blanco, pero no sé cómo se llama.
–Ven conmigo –vuelve a decirme y me mira burlón, con los ojos brillantes. El abuelo es calvo, tiene las cejas muy grandes, y las orejas, y la nariz.
–Hey, ven acá –insiste sin mover los labios, con un susurro que me llega de su mirada.
–¿No me oyes? –pregunta como si fuera a enojarse, pero él sabe bien que lo escucho. Que sus palabras se me quedan en las orejas. No qiero oírlo. No quiero hacerle caso. Me quedo quieto, de pie, casi sin respirar. Camino hacia atrás, paso a pasito, buscando la puerta del cuarto, sin quitar la vista de la foto que cuelga en la pared.


Felipe Garrido, “Ven conmigo” en La musa y el garabato. México, FCE, 1995.

Lectura con 170 palabras.


Ahora el reto es encontrar las siguientes diez palabras, tomadas de la lectura, en esta entretenida sopa de letras: 1. abuelo, 2. jardín,3.  entrelazadas, 4. rodilla, 5. corbata, 6. pañuelo, 7. bolsillo, 8. botines, 9. bastón, 10. puerta.

Música mexicana, “El cascabel”

Estándar

En la música popular mexicana, el cascabel se distingue por  el candor de la canción, la alegría y el ritmo musical que invitan a bailar al ritmo de la jarana.

Este son jarocho -de la región de Veracruz- es uno de los preferidos para ser bailado en los festivales escolares en México; aún cuando en la versión más conocida, la letra es más corta que en la que hoy vamos a leer.


 

El cascabel

cancion-popular-el-cascabel

Cada rincón de la naturaleza está lleno de sonidos. Si abrimos, bien abiertos, ojos, oídos y corazón, pude ser que en el hueco de un árbol escuchemos a una serpiente cantarina.
Las víboras son peligrosas y de cuidado, hay que saberlas tratar. Una entre ellas es, aparte de venenosa, muy bullanguera: la serpiente de cascabel.
Ella canta cuando se mueve, su paso es música. Nosotros los seres humanos tratamos de imitarla con sonajas de juguete. O bien, en el fandango, con panderos, rasgueos y taconazos. Algunos fandangueros viejos acostumbran poner un cascabel de víbora adentro de su jarana, para la buena suerte, y porque, dicen, con ese cascabel la música suena mejor.
¡Ay, cómo rezumba y suena,
rezumba y va rezumbando,
rezumba y va rezumbando,
mi cascabel en la arena.
En el hueco de un laurel,
una víbora cantaba,
ella me daba a entender
y yo cuenta no me daba,
de un hermoso cascabel
que en su cola le sonaba.
Yo tenía mi cascabel,
con cinco cascabelitos,
y como era de oropel
se lo di a mis hermanitos
para que jueguen con él
y se diviertan solitos.
Yo tenía mi cascabel,
y como sonaba tanto,
se lo di a mis hermanitos,
la víspera de su santo.
–Bonito tu cascabel,
vida mía quién te lo dio.
–A mí no me lo dio nadie,
mi dinero me costó,
y el que quiera cascabel
que lo compre como yo.
Yo tenía mi cascabel,
y se lo puse a un pandero,
¡ay!, qué bonito sonaba
cuando le rascaba el cuero.
La víbora trae en la piel
muchos colores bonitos,
y en su cola de oropel
suenan los cascabelitos,
música de cascabel.


 

El cascabel” en Caterina Camastra (comp.), Ariles y más ariles: los animales en el son jarocho. México, SEP-El Naranjo, 2007.

Lectura con 165 palabras.


 

Después de disfrutar de la bonita canción mexicana, “El cascabel”, te invito a resolver  una sopa de letras. El reto es que encuentres las siguientes 10 palabras tomadas de la lectura:

  1. rezumbando, 2. cascabel, 3. oropel, 4. hermanitos, 5. jueguen, 6. dinero, 7. pandero, 8. colores, 9. bonitos, 10. música

 

El Universo, ¿como sabes que existe?

Estándar

¿Qué, qué? ¿Qué cómo sabes que existe el-Universo?

Parece una pregunta de broma, pero cuando la reflexionamos a fondo vemos que en realidad sabemos menos de lo que creemos saber. Pero, ¿qué te parece si mejor vamos a la lectura de hoy?


¿Cómo sabes que existe el Universo?

El Universo¿Cómo sabes que existe el Universo?
En verano lo veo en el cielo estrellado.
Sí, pero… ¿Tus ojos pueden ver todo lo que existe? ¿No se pueden equivocar tus ojos? ¿No es mejor tocar las cosas para saber que existen? ¿Basta con ver algo para saber qué es?
¿Cómo sabes que existe el Universo?
Porque me lo dijeron mis papás.
Sí, pero… ¿Y ellos, cómo lo saben? ¿Acaso a veces, tus padres no te cuentan disparates? ¿Nunca se equivocan? Si fueran los únicos en decirte que el Universo existe, ¿les creerías?
¿Cómo sabes que existe el Universo?
Yo solito comprendí que existía.
Sí, pero… ¿Puede uno comprender sin los demás? ¿También comprendes qué es el Universo y de dónde viene? ¿Puedes aportar pruebas de su existencia? ¿No es el Universo demasiado misterioso y vasto para que puedas comprenderlo?
¿Cómo sabes que existe el Universo?
Porque un día lo descubrieron los científicos.
Sí, pero… ¿Existía el Universo antes de que lo descubrieran? ¿Por qué los hombres se preocuparon por descubrirlo? ¿Se hace un descubrimiento en un día? ¿No fue necesario que alguien se imaginara el Universo antes de que se descubriera?
¿Cómo sabes que existe el Universo?
No estoy seguro de que exista.
Sí, pero… ¿Puede uno siempre estar seguro de lo que sabe? ¿Debes estar seguro de la existencia del Universo para creer que existe? ¿Conoces algún método para estar seguro de algo? ¿De qué puedes estar absolutamente seguro?
¿Cómo sabes que existe el Universo?
Porque la Tierra tiene que estar en alguna parte.
Sí, pero… ¿Y donde se encuentra el Universo? ¿Puede haber algo que no sea el Universo? ¿La Tierra puede hallarse afuera del Universo? ¿El Universo sería el mismo sin la Tierra?
Para ti, el Universo existe por lo que ves, por lo que te dicen tus padres, por lo que te explican los científicos. Muchas chispas iluminan parcialmente ese gran misterio que sientes en el fondo de ti mismo cuando te preguntas qué es el Universo. Pero a veces tu mente te rebasa: las palabras son demasiado complicadas, los ojos no son suficientemente grandes para tomar plena conciencia de esta inmensidad que nos rodea, y a la que todos pertenecemos. ¿Cómo es el infinito? ¿Dónde terminan todas esas estrellas? ¿Podremos algún día saber verdaderamente cómo es el Universo?


Oscar Brenifier, “¿Cómo sabes que existe el Universo?” en ¿Qué es saber? México, SEP-Planeta, 2006.

Lectura con palabras


Después de pensar tanto con esta lectura, vamos a poner a prueba nuestra percepción visual con una sopa de letras, preparada con diez palabras de la misma lectura, las cuales son:

1. Universo,  2. estrellado, 3. equivocar, 4. comprenderlo, 5. descubrieron, 6. científicos, 7. método,

8. absolutamente, 9. parcialmente, 10. misterio.