A la luz de una vela

Estándar
En 1761 una niña de siete años que acababa de llegar de África, fue vendida como esclava en la ciudad de Boston, en los Estados Unidos, a la señora Susana Wheatley.
La gente que vio a la negrita en ese muelle de Boston, no podía saber que esa pequeña niña enfermiza, sería un día conocida como la primera poetisa afroamericana. Doña Susana compró a Phillis, la niña, porque vio en ella algo interesante y quería darle una oportunidad.
Como la señora Wheatley quería que Phillis se ocupara de los asuntos domésticos, le enseñaron a hacer las inacabables tareas que formaban parte de la vida de una casa importante. Pero para Phillis esas tareas pronto acabarían para siempre.
Gracias a su inteligencia, pudo cambiar su vida. Tras sólo 16 meses en los Estados Unidos, Phillis no sólo hablaba inglés, ¡sino que también podía leerlo! Lo había logrado en una época en que la mayoría de las mujeres no leían ni escribían, y cuando casi no había ningún esclavo que pudiera leer o escribir.
La facilidad con la que Phillis aprendió inglés alegró mucho a la señora Wheatley quien decidió asegurarse de que no le asignaran trabajos pesados. En algunas familias de esa época, se castigaba muy severamente a una esclava que demostrara tanto talento.
A la edad de 12 años Phillis entendía latín y escribía poesía. La señora Wheatley se conmovió tanto con sus poemas que le permitió que encendiera una vela todas las noches para leer o estudiar. El fuego de la vela se mantenía encendido toda la noche, para que la muchacha no tuviera frío mientras escribía.
No obstante, seguía siendo una esclava y no podía hacer lo que quería. Era en algunos sentidos, como un pájaro enjaulado. Phillis era propiedad de los Wheatley. Incluso le dieron su apellido.
Muchos de los textos escritos por Phillis Wheatley trataban sobre asuntos religiosos. Pero había algunos que hablaban de lo que significaba ser esclava en un país que había comenzado a pelear por su propia independencia.
En la década de 1770, los colonos ya no querían que los británicos continuaran gobernándolos.
Antes de que comenzara la Guerra de Independencia, en 1773 Phillis Wheatley consiguió su propia libertad. Partió para Inglaterra, donde consiguió publicar su primer libro de poemas; sólo tenía 20 años.
Este libro de Phillis Wheatley fue el primero escrito por una persona afroamericana, y el segundo escrito por una colona.
Phillis Wheatley logró algo que no sólo es casi increíble, sino también muy importante. Tras la publicación de su libro, la gente pudo leer poesía de una esclava. Ver la esclavitud desde la perspectiva de un esclavo fue una importante lección para muchos colonos.
_________________________
H. H. Cardigan, A la luz de una vela. México, McGrawHill Interamericana, 2006.
Lectura con 445 palabras
_________________________