¿Tienes hambre? ¿A qué sabe?

Estándar
Una porción de pizza sabe deliciosa. El sabor te lo indica la lengua. Mírate en un espejo y saca la
lengua: está cubierta de diminutos abultamientos llamados papilas gustativas. Envían mensajes a lo largo de nervios hasta tu cerebro para decirte a qué sabe lo que comes. Las diferentes partes de tu lengua captan los sabores dulces, ácidos, salados y amargos. Los alimentos sabrosos suelen, además, oler bien. Tu sentido del olfato te ayuda a captar los aromas más delicados de lo que comes. Si estás acatarrado y tienes la nariz congestionada, probablemente seas capaz de saborear tu comida. Esto se debe a que tu sentido del gusto y del olfato están estrechamente ligados.
_________________________
Anita Ganeri, ¿Tienes hambre? México, SEP-Everest, 2005.
Lectura con 114 palabras.
_________________________