Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos » Adiós a las trampas

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Adiós a las trampas

La mula no era arisca… pero la hicieron a palos. La falta de respeto por las reglas que existe entre nosotros es, en buena medida, consecuencia de que el encargado de hacerlas cumplir no las respeta ni él mismo. Tampoco las hace respetar, a pesar de ser esa su misión fundamental. Las trampas más dolorosas para la sociedad, sobre las cuales se montan muchas de sus propias trampas, provienen del gobierno, primer responsable (aunque ni de lejos el único) de un círculo vicioso que no es fácil de romper, pero del cuál es indispensable salir para construir una democracia efectiva, un país más productivo y más próspero.
Voy a poner un ejemplo. Enseñamos a los niños y a las niñas que deben respetar las señales de tránsito y todas las demás reglas que los automovilistas y los peatones deben cumplir para que las calles sean seguras.
En muchas escuelas se enseñan las reglas de tránsito muy bien, con conocimiento, paciencia y dedicación. Acuden a la escuela los propios funcionarios de tránsito, hacen una larga demostración, juegan a ser ciudadanos y autoridades, respetan las señales, actúan como debe ser.
Pero muy pronto el futuro ciudadano se enfrenta a la realidad. Se da cuenta de que, muchas veces, es muy fácil no obedecer la regla; de que el rigor con el que está escrito el reglamento no corresponde, ni por asomo, a la discrecionalidad de su cumplimiento; de que el castigo no es seguro y de que, además, es sencillo evitarlo. La autoridad o no hace nada o acepta un arreglo al margen de la regla, una “mordida”.
Ese futuro ciudadano se encuentra con que en muchas ocasiones ni siquiera existe una reprobación social, una sanción moral o una condena por parte de sus conciudadanos por haber roto las reglas. Frecuentemente, incluso, ocurre lo contrario: la trampa es vista como una muestra de habilidad, de destreza, como una manera de salirse con la suya.
El texto habla de la discrecionalidad con que se cumple una regla; es decir, que en lugar de apegarse a lo que dice la ley, una persona decida por su cuenta, a su discreción, lo que hay que hacer.
_________________________
Germán Dehesa, Adiós a las trampas. México, SEP-FCE, 2003.
Lectura con 361 palabras.
_________________________

1 comentario

Comments are closed.

[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.