Alimentos crudos

Estándar
¿Cuál crees tú que sea el evento más trascendente en la historia de la especie humana? Hay muchas y muy buenas respuestas, pero si le preguntas a un cocinero como yo, te dirá que ese momento fue cuando aprendimos a cocinar y dejamos de comer alimentos crudos (con algunas excepciones).
¿Cuántas especies con las que cohabitamos en el planeta cocinan sus alimentos? Ninguna, y eso nos diferencia del resto de los animales. Estarás de acuerdo en que hacerse una sopita de verduras o freírse un filete de mamut debió haberle dado una nueva dimensión al descubrimiento del fuego: ¿para qué usarlo si no para cocinar? Yo supongo que al probar carne cocida fue cuando aprendimos a sonreír.
Imagina lo que sucede cuando no hay gas o se va la luz. Para llorar, ¿no? Podrás entonces comprender la repercusión que debe haber tenido el hecho de cocinar, pues hay alimentos que no podemos ingerir en su forma natural. O ¿has intentado comer frijoles o maíz sin cocerlos?
Parece ser que hace un millón y medio de años descubrimos el fuego, pero no está claro cuándo empezamos a cocinar. Sin embargo, hoy podemos afirmar que los seres humanos somos animales que cocinamos. Y la costumbre de cocinar provocó cambios:
Se nos redujo el tamaño de los dientes y del estómago, debido a la suavidad de lo cocido, y a que se digieren mejor los alimentos cocidos. También nos afectó el hecho de que no sea posible cocinar y caminar al mismo tiempo, sino que hay que detenerse, hacer fuego y sentarse a esperar a que los alimentos estén cocinados. Qué triste manera de regresar al pasado, cuando ahora detenemos el auto frente a la ventanilla de un expendio de comida rápida, “recolectamos” una hamburguesa, sin conversar con nadie ni esperar a que se cocine, pues ya está lista, y la consumimos mientas el coche se desplaza entre cientos de vehículos con un destino tan incierto como el de quienes se alimentan con este tipo de comida.
Cocinar los alimentos tuvo también una repercusión social, pues había que acumularlos y no faltó quien estuviese dispuesto a robar la comida del vecino: se requería entonces preparar la defensa de los alimentos de la comunidad o de la familia.
En la medida en que había mujeres dispuestas a recolectar y cocinar alimentos, y hombres dispuestos a robarlos, debió de haberse suscitado una alianza con otros hombres, para que protegiesen los alimentos producidos. De esta forma, el origen y la evolución de la sociedad moderna, del desempeño de las funciones masculinas y femeninas, de la necesidad de autoridades y reglas para la solución de conflictos, tiene mucho que ver con el almacenamiento de nuestros alimentos.
Valdría la pena respondamos a preguntas como: ¿Quién adquiere los alimentos que consumimos?, ¿cómo están cocinados?, ¿quién los cocina?, ¿quién decide lo que vamos a comer hoy?
 _______________________
Agustín López Munguía Canales, “Alimentos Crudos” en Alimentos. México, SEP-Santillana, 2007.
Lectura con 476 palabras
_______________________