Cántico esdrújulo

Estándar
En las esdrújulas
truenan las máquinas,
ríen los párvulos
en cada círculo,
crecen los cítricos
de dulzor ácido,
flotan las túnicas
de los filósofos,
nadan las náyades
muy mitológicas,
se dan atléticos
juegos olímpicos,
trabajan físicos
junto a mecánicos
y otros científicos
en energéticos
centros atómicos.
La tierra esférica
gira en su órbita:
mágica síntesis
de lo fantásticos.
Tiemblan los tímidos,
no los intrépidos,
y los anímicos
bailan eufóricos.
Circula el tránsito
de los vehículos,
cruzan océanos
los trasatlánticos,
se alzan mayúsculas
sobre minúsculas,
pasan los miércoles
hacia los sábados.
En su pacífico
rítmico trópico
se agrada el ámbito
de mi archipiélago,
todo es dinámico
vértigo cíclico.
Y en el estrépito
de tanta música
¡es tan simpático
ser un esdrújulo!
 
 ____________________________
David Chericián, Urí urí urí. Palabras para jugar. México, SEP, 1994.
Lectura con 120 palabras
 ____________________________