Cinco patas en lugar de cuatro -la estrella de mar

Estándar

Hace un rato que no leemos nada de animales. Ya es hora de ocuparnos de esos otros seres con los que compartimos el planeta. Hoy vamos a conocer algo sobre las estrellas de mar.

Vean esto, vivir al revés
1. Descansan sobre las rocas. Necesitan un lugar donde adherirse a las rocas.
2. Las estrellas son depredadoras. Esto quiere decir que se comen a otros animales.
3. Cinco brazos, colocados de forma radial; es decir, los cinco salen de un centro hacia fuera.
4. Tiene el ano en la parte superior, por arriba.
5. Tiene la boca en la parte inferior, por debajo.

¡A comer almejas!
Cuando una estrella de mar encuentra una almeja, se acerca a ella y se coloca encima de su concha. Después, con sus potentes brazos, abre la concha de su presa, saca el estómago, la digiere y luego se la come.

Somos acuáticos
Las estrellas y los erizos de mar poseen un cuerpo protegido por unas placas muy resistentes y por eso se llaman equinodermos. Tienen el cuerpo radiado, pues está repartido en cinco brazos que salen de un centro. Andan de una manera muy curiosa, con unas patitas muy pequeñas por donde expulsan agua constantemente y que se llaman pies ambulacrales.
Estos animales son acuáticos y tienen una gran capacidad de regeneración; si pierden una parte de su tubo digestivo, lo vuelven a producir de nuevo.

___________________________________________
Xavier Marcet Soler, “Cinco patas en lugar de cuatro” en Los animales invertebrados. México, SEP-Parramón, 2007.
Lectura con 232 palabras
____________________________________________