Los animales se comunican entre sí: la comunicación animal.

Los animales se comunican entre sí para encontrar a otros animales, para alejar a sus enemigos y para atraer a sus parejas en época de apareamiento. Para comunicarse entre sí los animales utilizan sonidos, olores y sabores (marcadores químicos) o señales visuales como el cambio en la coloración de su piel o sus plumas.



Comunicación animal

comunicación animal

Llamados y exclamaciones

Los animales se sirven de sonidos para emitir señales porque el sonido recorre largas distancias y funciona de día y de noche. Se apaga pronto, por lo que no ayuda a predadores a rastrear y comer animales gritones. El sonido también es una manera adaptable de emitir señales. Cambiando el volumen, la velocidad y el tono es posible producir una gran variedad de exclamaciones.
Cuando un ave canora ve un gato al acecho, entona un gorjeo especial de “¡cuidado!” que incita a las demás aves a ponerse a salvo. Esos cantos son tan característicos que incluso los seres humanos podemos oírlos y reconocerlos. Pero muchos otros sonidos de animales adoptan formas que no podemos entender u oír. Los cachalotes, por ejemplo,
envían mensajes con un sonido tan grave que nuestros oídos no lo detectan. En el otro extremo de la escala musical, los chillidos de los murciélagos son demasiado agudos para que los percibamos.

 Olores y sabores

La comunicación química –olores y sabores– cumple una función muy especial para los animales. A diferencia de los sonidos, los olores permanecen, así que son útiles para indicar: “¡Fuera de aquí! Ésta es mi casa”. Los insectos que viven en grupos, como las hormigas, poseen un rico “lenguaje” de olores. Producen aromas para señalar riesgos, dejar huellas y convencer a otras de que las cuiden o las lleven a un lugar seguro cuando hay peligro.

Muecas y sonrojos

Cuando están juntos, muchos animales emplean señales visuales para enviarse mensajes. Los monos usan su rostro para comunicarse. Sus expresiones son parecidas a las nuestras, pero sus muecas suelen tener significados muy distintos.
Hay algunos animales que van más allá del movimiento y cambian de color para enviar mensajes. Por ejemplo, la garganta del pez espinoso macho se vuelve más roja cuando está enfadado o desea atraer a una hembra. Las minúsculas luciérnagas se comunican de manera similar: llamean como faros para indicar que buscan pareja.


Richard Platt, “Comunicación animal” en Comunicación. De los jeroglíficos a los Hipervínculos. México, SEP-Altea, 2005.

Lectura con 428 palabras




Vamos a divertirnos con las palabras Encuentra las siguientes palabras en la sopa de letras de la comunicación animal: 1. llamados, 2. muecas, 3. exclamaciones, 4. sonidos, 5. sonrojos, 6. comunicación, 7. olores, 8. visuales, 9. sabores, 10. animales.

Después de disfrutar de esta interesante lectura, si lo deseas, puedes medir tu velocidad lectora, en forma oral o silenciosa, y saber cuántas palabras lees por minuto (p. p.m.). Con el velocilector que está a tu derecha.



Rincones de lectura de sallita: antologías con cuentos, fábulas, poesía y narraciones cortas para todos los grados de la escuela primaria.


 

 

Página de inicio del rincón de lecturas


Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas