Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos » Cuatro Fábulas del siglo XX

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas Temas de primaria Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles más recientes

Cuatro Fábulas del siglo XX

Vamos a leer cuatro fábulas cortitas, cortitas, de un escritor guatemalteco que vivió en México gran parte de su vida, Augusto Monterroso.

La mosca que soñaba que era un águila
Había una vez una mosca que todas las noches soñaba que era un águila y que se encontraba volando por los Alpes y por los Andes.
En los primeros momentos esto la volvía loca de felicidad: pero pasado un tiempo le causaba la sensación de angustia, pues hallaba las alas demasiado grandes, el cuerpo demasiado pesado, el pico demasiado duro y las garras demasiado fuertes; bueno, que todo ese gran aparato le impedía posarse a gusto sobre los ricos pasteles o sobre las inmundicias humanas, así como sufrir a conciencia dándose topes contra los vidrios de su cuarto.
En realidad no quería andar en las grandes alturas, o en los espacios libres, ni mucho menos.
Pero cuando volvía en sí [cuando despertaba] lamentaba con toda el alma no ser un águila para remontar montañas, y se sentía tristísima de ser una mosca, y por eso volaba tanto, hasta que lentamente, por la noche, volvía a poner las sienes en la almohada…

El espejo que no podía dormir

Había una vez un espejo de mano que cuando se quedaba solo y nadie se veía en él se sentía de lo peor, como que no existía y quizá tenía razón; pero los otros espejos se burlaban de él, cuando por las noches los guardaban en el mismo cajón del tocador dormían a pierna suelta satisfechos, ajenos a la preocupación del neurótico.

La rana que quería ser una rana auténtica
Había una vez una rana que quería ser una rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.
Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en el baúl.
Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente. Comenzó a peinarse y a vestirse y a desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una rana auténtica.
Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la aplaudían.
Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que sabía a pollo.

La cucaracha soñadora
Era una vez una cucaracha llamada Gregorio Samsa que soñaba que era una cucaracha llamada Franz Kafka que soñaba que era un escritor que escribía acerca de un empleado llamado Gregorio Samsa que soñaba que era una cucaracha.

Esta última fábula tiene que ver con un libro famosísimo, La metamorfosis, escrito por Franz Kafka. Uno de estos días algunos de ustedes –ojalá que todos– lo van a leer. Cuando eso suceda, acuérdense de esta lectura de hoy y recuerden a sus compañeros, su escuela, sus maestros. 
________________________
Augusto Monterroso, “Cuatro fábulas del siglo XX” en La oveja negra y demás fábulas. México, SEP-FCE, 2001.
Lectura con 557 palabras
________________________

1 comentario

Comments are closed.

[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrutan hoy.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas libro del perrito Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles destacadas

8. Un puñado de besos

71.Un cuento hace un ciento

25.La peor señora del mundo

45.La mulata de Córdoba

125.¡A comer!

4. Labor detectivesca

35.Queridos monstruos

118.Poemas de Luna y colores

84.La lana

52.Volver a clases

4. Mi abuela tiene ¿Alz… qué?

132.La borreguita negra

6. Una mirada al espacio

93.México dulce

4. ¡Qué rico banquete!

88.¿De qué tienes miedo?

162.Manneken Pis

46.Cuentos mágicos

23.Una pesadilla en mi armario

31.¿Dónde está mi tesoro?

122.El payaso que no hacía reír

31.Ronda de la niña de mis ojos

53.La calle es libre

169.Ramón preocupón

73.El lago de los monstruos

40.Un pozo: la historia del agua en La Tierra

172.Gulliver en Liliput

47.Adivinanzas nahuas

34.¡Ay señora mi vecina!

119.Camino del Norte

34.Diario del universo

123.Nuestra casa

69.El lobo sentimental

28.El perro topil (cuento náhuatl)

178.El hada del lago

53.El hipo de Inés

138.Conjuros para los aprendices de magos

18.La historia de Sputnik y David

23. El portero

74.Sofía, la vaca que amaba la música

104.Bebé a bordo: historia de un embarazo

24. El hombre que no quería trabajar

54.Amigos del alma

111.Una sopa de piedra

83.El truco de Alejandro

66.La mujer que brillaba aún más que el sol

163.Rafa… el niño invisible

100.Axólotl, el ajolote

32.Maravilla de vidrio: Fibra óptica

13. ¡Cuélguenme!

5. Urbano. A la maestra le duele la cabeza

5. Rolf y Rosi

188.La directora del pantano negro

17. Leyenda del Sol y la Luna

35.El pozo de los deseos

17. Los delfines

127.Del pellejo de una pulga y otros versos para jugar

140.El regalo

130.Los espíritus con aspecto de zorro

38.Cuando una gripa se establece

18. Los duendes de la tienda

1. Los colores

107.Pive, chavo, chaval

51.¿Cómo inyecto las medicinas?

28.La bruja mala

8. Mono

12. Huesos

31.Los valientes no asesinan

32.Un amigo

38.El diablo de la botella