Home » Diablos, brujas, duendes y espantos » El duende que jugaba canicas

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

El duende que jugaba canicas

Una noche fui a una fiesta con mis amigos y estuve bailando un buen rato, luego me aburrí y decidí irme para mi casa. Iba yo caminando por la calle cuando llegué a un terreno baldío cercado con alambre de púas, una cerca muy alta. Apenas lo pasé que veo en el corredor de una casa a un niño jugando a las canicas; eran como las dos de la mañana y pues me pareció raro, ¡muchacho canijo, qué haces a estas horas! –le dije. El chamaco nada más se me quedó mirando. ¿No oyes? te estoy hablando, ahorita no son horas para jugar. Dime dónde vives para llevarte –le pregunté. El niño: en silencio. ¿Adónde vives? ¿Qué no sabes hablar?
Nada más negó con la cabeza. Pues si no sabes hablas, me vas a decir en qué casa vives. Y que me dice sí con la cabeza, se agarró de mi mano y me fue jalando. Entonces empezó lo feo, porque el chamaco me llevaba hacia el solar cercado. ¡No hombre, allí no vamos a entrar! ¡No hay paso! –le dije. Pero el niño me jalaba, tenía mucha fuerza. Llegamos al alambrado y que lo traspasa, sin arañarse siquiera.. ¡Ay, yo quería soltarlo pero no me dejaba!, entonces que le veo los ojos y los tenía como brasas, rojos y brillantes. ¡Ave María purísima! ¡Dios mío!, empecé a gritar y que se desvanece el chamaquito. Luego me agarró un frío, un temblor y me eché a caminar hasta llegar a mi casa. No, con eso no me quedaron ganas de volver a ningún baile.
_______________________________ 
 Jesús Paredes y Jesús Pérez-Ruiz (Adaptación) “El duende que jugaba canicas” en Esperanza Penagos y Luz Ma. Muñoz (recopilación) La tierra de los susurros, ilus. Eduardo Enríquez Rocha. México: SEP-CONAFE. 2004.
Lectura con 264 palabras
_______________________________

1 comentario

Comments are closed.

[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.