El fin de los dinosaurios

Estándar
Y para que nos sigamos asustando… 99.9 por ciento de las especies que han existido se han extinguido. A los dinosaurios les tocó hace sesenta y cinco millones de años. Los científicos piensan que la Tierra recibió el impacto de un asteroide de varios kilómetros de diámetro, y que causó trastornos tan graves que los dinosaurios se acabaron.
Eso tuvo beneficios para otras especies. Después de lo que el asteroide hizo con los dinosaurios, los mamíferos salieron de sus madrigueras y se apoderaron de la Tierra.
Tras los dinosaurios, surgió todo un abanico de criaturas:
1. El Titanis era un pájaro carnívoro de dos metros y medio de alto, que vivió hace 50 millones de años. Su aspecto era lo bastante desagradable como para crear problemas de personalidad a tu gato.
2. Imagina un conejillo de indias tan grande como un búfalo mosqueado. En 2002, los científicos encontraron los restos de una criatura así en Venezuela. Da gracias de que no tienes que limpiarle la jaula.
3. El Paraceratherium de hace 35 millones de años era una especie de rinoceronte del tamaño de una casa. Con sus ocho metros de altura es el mamífero más grande del que se tiene noticia.
4 El Procoptodon australiano era un canguro asesino de tres metros de altura. Si te pescaba en el salto, te mandaba bien lejos…
Y así, al final…
Hace siete millones de años, en África, un oscuro primate se puso de pie sobre las patas traseras y aprendió a hacer herramientas. Poco a poco se fue volviendo más listo. Evolucionó en una nueva especie que aprendió a encender fuego, a vestirse, a cultivar y a leer libros de ciencia para convertirse en ti. ¡A esto se le llama progresar!
En 2001, el científico africano Ahounta Djimdoumalbaye descubrió los restos de un primate prehistórico que vivió en el este de África hace más de seis millones de años. Podría ser uno de nuestros antepasados más antiguos.
Y aquí estamos. Ahora dominamos el planeta y nos va bastante bien. Pero ¿nos puede pasar como a los dinosaurios? A largo plazo las cosas no pintan demasiado bien. Recuerda que nuestro bonito planeta azul tiene un montón de horribles secretos escondidos. Hemos enviado a uno de los científicos encogidos al corazón ardiente de la Tierra para que descubra más cosas…
 
 _________________________
Nick Arnold, “El fin de los dinosaurios” en La sorprendente ciencia de todas las cosas. México, SEP-Océano, 2007.
Lectura con 386 palabras
 _________________________