El general grillo. Cuento chontal

Estándar
Dicen que cuando se encontraron el grillo y el tigre, el grillo estaba muy contento cante y cante y esto le molestó al tigre, pues sentía como si lo tuviera dentro del oído.
–¿Qué hace este animal?– rugió el tigre–. Lo voy a matar.
–Tú no me vas a matar porque no puedes– replicó el grillo–, he peleado con más grandes que tú, cuantimás contigo.
–Bueno, bueno, este animal ¿quién se cree que es?– dijo el tigre–. Nomás le pongo el pie encima y lo aplasto. No vale nada para mí.
El grillo contestó:
–No puedes conmigo. Te reto a pelear.
–Caray– dijo el tigre–, ¿cómo vamos a pelear?
–Pues entre varios. Mañana nos vemos en el campo, tu traes a tu gente y yo a la mía.
El tigre se fue a reunir a su gente. Habló con todos los animales más grandes de la selva y los invitó a que pelearan
con él.
El grillo también fue a reunir a su gente. Invitó a todas las avispas y a todos los insectos que pican más fuerte.
Al día siguiente, a la hora convenida, el tigre y su gente llegaron al campo. El grillo ya estaba allí, pero su gente no se veía: estaban arriba, entre las ramas de los árboles.
El grillo comenzó a soplar su corneta para iniciar la pelea y en un abrir y cerrar de ojos aparecieron todos los insectos.
La gente del tigre se vio cubierta por una bola de avispas; unas se les metieron en las orejas o en el hocico, otras les picaron en la espalda, en la cola y en todo el cuerpo. Al tigre lo cubrieron totalmente, hasta la cola. Entonces, en vez de atender la pelea, el tigre y su gente empezaron a rasgarse la piel. Cerca había una laguna a la que todos se metieron para salvarse.
Como el grillo ganó, fue ascendido a general y el tigre no volvió a molestarlo.
_______________________
“El general grillo” en Aluxes, estrellas, animales y otros relatos. México, SEP-Sans Serif, 1991.
Lectura con 328 palabras
_______________________

2 Comments

Comments are closed.