El mejor premio del mundo

Estándar
Vamos a leer la historia de un niño adoptado. El día en que, tal vez por primera vez, su madre y él hablan de cómo Jonás llegó a esa familia. Es una historia muy tierna.
 
Cuando Jonás recibió su carta se puso muy contento. Y, por primera vez, se la mostró a su mamá con todo y dibujo. Su mamá, entonces, habló con él y le explicó por qué eran diferentes él y ella.
Le contó que cuando se casó con su papá, todos los días esperaban que el bebé llegara pronto, muy pronto, más pronto.
Pero como Jonás no se decidía a llegar a esa familia, entonces tuvieron que salir a buscarlo. Le explicó que hay mamás y papás que deciden hacerlo de esa manera. Entonces su cara se iluminó como si tuviera el Sol adentro y sus ojos brillaron con el mismo brillo de la Luna. Jonás comprendió por qué se sentía tan diferente a su mamá, y también entendió que él tuvo la suerte de tener dos mamás: una que lo tuvo en su panza y otra que le dio todo su corazón. Y se sintió doblemente feliz, como tener muy juntos a la Luna y al Sol.
____________________
María Baranda, “El mejor premio del mundo” en La risa de los cocodrilos. México, SEP-El Naranjo, 2008.
Lectura con 201 palabras
____________________