Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos » Gregorio y el mar

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Gregorio y el mar

De noche, y por culpa del gato de a bordo, fue descubierta Pino–polizón. Todo sucedió así: Eran como las nueve de la noche, y la niña aún no se había despertado, pero su trenza amarilla salía por debajo de la funda que cubría el bote de salvamento. El gato vio la trenza en el aire y empezó a dar saltos y a pegarle zarpazos para tratar de atraparla. Un marinero observó las maniobras del animal, se acercó a ver de qué se trataba y, por supuesto, descubrió a la dueña de la trenza. Enseguida dio la voz de alarma. En el barco se armó un gran revuelo:
–¡Encontraron una polizón! ¡Una niña polizón! –gritaban todos.
Entonces empezaron los comentarios de los marineros, que conocían todo tipo de anécdotas de polizones, y alguien contó:
–Tres amigos míos, Francisco, Vicente el hijo de Constancia y Chano El Peligroso, se fueron a Cuba de polizones; y los mandaron de regreso cuando los descubrieron. Enseguida les sacaron esta copla:
Los trajeron de regreso
porque eran revoltosos,
a Vicente el de Constancia,
a Pancho y al Peligroso.

Pino aguantó la curiosidad de los tripulantes y las preguntas del capitán, a quien le dijo casi toda la verdad, pero aquél no le creyó. Entonces decidió no dar más explicaciones y, ya que iba para La Habana, tratar de encontrar allá a Pepe para contarle lo que había ocurrido. El capitán, no obstante, le aseguró que la llevaría de vuelta a Canarias en el viaje de regreso, igual que a todos los polizones que encontraban. Mientras tanto debía ayudar en la cocina y a arreglar las mesas. Tan pronto se acercaran a Cuba la encerraría en un camarote hasta que el barco volviera a partir hacia Las Palmas.
 ______________________
Emma Romeu, Gregorio y el mar, Ángel Mora, ilust. México, SEP–Alfaguara, 2001.
Lectura con 292 palabras
______________________
[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.