Horripilantario

Estándar

Los que sean muy, muy miedosos, tápense los oídos, porque la lectura de hoy es verdaderamente, ¡escalofriante!

Esqueleto enamorado


Un esqueleto que bailaba samba
se enamoró de una serpiente mamba,
le regalo una rosa
sequita y apestosa
y le plantó un besote que ¡ay, caramba.
 

Un vampiro infeliz
En la ciudad de Sangre Envenenada
vivía un vampiro que comía ensalada,
odiaba el ataúd,
tocaba en su laúd,
quería cambiar: llegar a ser un hada.
 

Disparate del ogro
El ogro desde ayer no come nada,
no quiere niño asado ni tostada…
y no hay quien lo rescate
del gran disparate:
¡Se enamoró de una mosca morada!
 

¿Se espantaron? ¿No? Bueno, ya será otro día.

 ___________________________
Alma Velasco, Horripilantario. España, Fineo, 2008.
Lectura con 113 palabras
___________________________