Kincah

Estándar
¿Qué fiestas hay en su barrio o colonia? ¿Cuáles les gustan más?


Kincah es como decir día del pueblo, fiesta del pueblo. Aquí en Xohuayán la celebramos en mayo.
El 15 es el bueno, día de san Isidro Labrador, “pon el agua, quita el sol”. Este santo es nuestro patrón, por eso en la celebración procuramos llevarle matas de maíz como ofrenda, para que él conteste bendiciendo las milpas.
Todas las familias se preparan para la fiesta con algo de dinero y ropa nueva. Si se tiene ganado, vendes un animal y ya tienes unos centavos para gastar. Si no, tienes que irte de jornalero varios días y guardar para que no te quedes atrás; así le hace mi papá.
La fiesta la organizan los que quieren entrar de interesados, siempre y cuando sean de nosotros. Si alguien de otro pueblito gusta entrar, lo dejan sólo si es muy conocido y muy amigo de los xohuamilos. Los interesados juntan el dinero, contratan a los músicos, a los toreros y cada uno arma su palco en el circo; además prestan sus animales para la corrida. Ellos cobran las entradas; para los toros y el baile no es mucho, y dicen que no es negocio sino pura devoción y gusto. A lo mejor en la corrida no es negocio porque pagan nada más los hombres y las mujeres que ya no son niños, y a lo mejor en el baile tampoco porque dan su dinero solamente los muchachos que entran al salón; pero en donde sí es negocio es en la cerveza porque venden mucha y dice mi papá que la dan dos veces más cara de lo que se consigue en Oxkutzcab o en Tekax.
La fiesta se inicia de preferencia un jueves, para terminar el domingo con baile o el lunes con una charlotada o corrida de diversión o vacile. Esto se hace para que el sábado y domingo vengan más gentes de otros pueblos ya que no hay pendientes de trabajo. El primer día en la noche es vaquería, con orquesta de jarana, y que dicen los muchachos es un baile para matar hormigas. Los días siguientes en la mañana salen los gremios a la iglesia, y en la noche se baila para abrazar muchachas. La cerveza es todo el tiempo.
La madrugada del 15 se dan mañanitas a san Isidro, luego viene la misa como a las diez y en la corrida se saca al santo en procesión adentro del circo para que la gente dé su limosna. Aquí es cuando el sacerdote se pone contento, aunque no entienda maya. En la noche viene otro baile y así nos la pasamos hasta cumplir los cuatro o cinco días de fiesta.


En las fiestas podemos conocer los rostros y corazones de muchas personas; quizás por eso algunas fiestas perduran a través de los años. ¿Qué fiestas celebran con su familia? ¿Seguirán celebrándose cuando ustedes sean mayores?
_________________________
Jesús Guzmán Urióstegui, “Kincah” en Román un niño del Puuc. México, SEP, 1997.
Lectura con 487 palabras
_________________________