La Luna y el Sol

Estándar
La Luna
La Luna es redonda, como la Tierra, y da vueltas alrededor de nuestro planeta. En cada vuelta se tarda un mes.
A veces vemos la Luna muy redonda y otras parece una sonrisa.
Lo que sucede es que también en la Luna hay días y noches.
La parte brillante de la Luna es la que está iluminada por el Sol y allí es de día. En cambio, en la parte oscura es de noche.
Si viajas en automóvil o caminas y observas la Luna, parece que te sigue. Lo que pasa es que está tan lejos que parece que no se mueve.
La Luna es mucho más pequeña que nuestro planeta. Su diámetro mide apenas el triple que la península de Baja California.
En náhuatl, México quiere decir “en el ombligo de la Luna”.

El Sol
El Sol es una gigantesca bola de fuego.
El Sol es necesario para la vida porque las plantas y los animales necesitan su luz y su calor, pero no debes mirarlo directamente porque te puede dañar los ojos.

La familia del Sol
La Tierra y la Luna no son los únicos cuerpos celestes.
Existen otros planetas y satélites que giran en torno al Sol. Todos son redondos, de diferentes tamaños y colores.
Algunos tienen anillos; los anillos de mayor tamaño son los de Saturno. Júpiter es el planeta más grande de todos; tiene varias lunas de colores.
Mercurio es el planeta más cercano al Sol. Su superficie es muy rugosa porque le han caído muchos meteoritos encima.
En Venus siempre está nublado y Marte es un desierto.
 _________________________
Julieta Fierro, “La Luna y el Sol” en El Día y la Noche, México, SEP-Santillana, 2003.
Lectura con 265 palabras
_________________________