La mariposa y el grillo. (Cuento tarahumara)

Estándar
Una tarde andaba una mariposa volando cerca de unos pedregales cuando oyó el canto de un grillo. Se acercó a la casita para platicar con él:
–No hay nada más hermoso en este mundo que ser mariposa–le dijo.
–Yo vivo muy feliz–contestó el grillo–aunque no puedo volar como tú.
–Pobre animalucho–dijo–, se siente feliz cantando y saltando.
La mariposa siguió volando en tanto caía la tarde, Al día siguiente unos niños salieron al campo y lo primero que vieron fue una linda mariposa. Todos trataron de agarrarla. La pobre mariposa iba de un lugar a otro sin poder escapar, y cansada de tanto volar se paró en la ramita de un encino pequeño. Los niños la atraparon: uno la agarró por las alitas, otro por el cuerpecito y la destrozaron.
El grillo desde su casita lo vio todo y pensó. “Siendo grillo soy más feliz que cualquier animal”.
___________________________
Miguel Velasquillo, “La mariposa y el grillo”, en Luis González y Lorenzo Ochoa (comps.), La osa enamorada de un tarahumara y otros relatos. México, SEP-Tlalocan UNAM, 1980.
Lectura con 153 palabras
___________________________