La pulga y el camello

Estándar
Montada una pulga sobre la carga que llevaba un camello, presumía que era más que él, porque iba encima. Después de un rato, por fin saltó al suelo diciéndole.
–Amigo mío, reconozco que peso muchísimo y. como te tengo lástima, acabo de bajarme.
–De nada me sirve –respondió el camello– el favor que crees haberme hecho, pues el peso de tu cuerpo no quita ni añade nada, en lo más mínimo, al peso de mi carga.
Moraleja. Hay muchos ridículos que suponen que lo que son o lo que hacen es muy importante, cuando en realidad no tiene ninguna importancia.
 
Moraleja se llama la lección que una fábula pretende darnos. Esopo, el autor de esta historia, es un fabulista de la antigua Grecia.
 
________________________
Esopo, “La pulga y el camello” en Fábulas de Esopo y algo más. México, SEP-Limusa, 2006.
Lectura con 123 palabras
________________________