La tierra de arena

Estándar
Hace mucho tiempo sólo existía el mar y el cielo. Un día el Señor del viento decidió crear la tierra, pero necesitaba un poco de arena del fondo del mar.
Al enterarse, los animales marinos quisieron ayudar.
Así que se reunieron para ver quién nadaba mejor.
Como el viaje era muy largo, no invitaron a la tortuga. –Es muy lenta –dijeron.
Así el primero en bajar fue el camarón, pero como era tan pequeño se cansó muy rápido y mejor se regresó.
Después siguió el tiburón, pero a medio viaje le dio hambre y a medio viaje se puso a cazar peces.
En tercer lugar bajó el pulpo, sólo que se aburrió y prefirió irse con el calamar.
Por último fue la ballena, quien nadó velozmente, pero casi al llegar se quedó dormida.
Total que ninguno logró llegar y subieron muy tristes a ver al Señor del Viento.
Entonces vieron que la tortuga se acercaba con mucha prisa.
–¿De dónde vienes? –le preguntó el Señor del Viento.
–Traía la arena, pero se me cayó –contestó con tristeza.
–Con lo que queda en tus aletas alcanza –dijo el Señor del Viento, quien tomó los granos y los regó por todas partes.
De los granos de arena surgieron las playas, los campos y las montañas.
En agradecimiento, el Señor del Viento permitió que la tortuga fuera la primera en tocar la tierra.
Y desde entonces se le ve por todas partes.
___________________________________
“La tierra de arena” en Español. Primer grado. Lecturas, SEP, 1998.
Lectura con 239 palabras
___________________________________