La Tierra en el espacio

Estándar
El inmenso universo está compuesto por millones de cuerpos: planetas, asteroides, cometas, estrellas, lunas y hasta planetas enanos, como ahora es considerado Plutón.
Nuestra Tierra pertenece al sistema de ocho planetas que giran alrededor del Sol. Éste nos envía luz y calor que hacen posible la vida: si estuviéramos más cerca del Sol, arderíamos; si estuviéramos muy lejos, estaríamos congelados.
La Luna, nuestro único satélite, gira alrededor de la Tierra en 28 días. Y mientras la Tierra rota sobre ella misma, también va girando alrededor del Sol. Cada vuelta de la Tierra dura 24 horas, y su viaje en torno al Sol dura todo un año. Como nuestro planeta rota sobre sí mismo, el Sol alumbra sólo una parte de la Tierra en un momento dado.

Clima y vegetación
En el Ecuador, donde los rayos del Sol caen perpendicularmente, hace mucho calor durante todo el año, llueve también con mucha frecuencia, pues el intenso calor hace que se evapore el agua y la transforma en lluvia. Por el contrario, las regiones más alejadas del Ecuador, los polos, son los lugares más fríos del planeta: el Sol no los calienta. El clima de una región depende,
en primer lugar, de su posición en el globo terráqueo; es decir, de la cantidad de Sol que recibe.
El clima depende también de los vientos fríos o calientes, de la altitud, así como de la proximidad del mar.
Además del Ecuador, que es la circunferencia más grande que puede trazarse en nuestro planeta, otras líneas imaginarias cuadriculan la Tierra. Éstas permiten ubicar con precisión un sitio sobre el globo. [Conviene ir señalando el Ecuador y las otras líneas en un mapa.]
Los paralelos son líneas paralelas al Ecuador y nos indican la latitud. Los meridianos dividen la tierra verticalmente, como los gajos de una naranja, y nos indican la longitud.
______________________
Catherine O’Neill, “La Tierra en el espacio” en Mi atlas, mi planeta. México, SEP-Tecolote, 2006.
Lectura con 306 palabras
______________________