Antonio y la Hojita Viajera

Antonio y la hojita viajera lectura

Hace mucho tiempo, Antonio llegó a un pequeño país. Allí, el campo estaba cubierto de pasto fino. Había plantas de hojas grandes, flores perfumadas que asomaban a la luz, pájaros cantores y mariposas danzarinas.
La lluvia caía con delicadeza sobre las ciudades y los sembrados, formando hilitos de agua que corrían alegres hasta los arroyos.
Y cuando se despedía, dejaba en el cielo un arco iris de muchos colores.
¡Todo lucía bonito, perfecto!... Sólo que los pobladores de ese hermoso lugar parecían enojados; y los niños…tristes… ¡Casi nadie sonreía!
Antonio se preguntaba por qué, entre tanta belleza, la gente no era feliz. Y comenzó a investigar. Muy pronto, descubrió algo horrible. ¡Espantoso! Los niños de aquel país… ¡no tenían libros de cuentos!
Él sabía que todos los niños del mundo merecen escuchar historias emocionantes y divertidas. ¡Antonio necesitaba solucionar esa terrible falta! Claro que él no podía comprar tantos libros... no era rico, todo lo contrario: era escritor.
Entonces, se le ocurrió una idea. (Porque eso sí tienen los escritores: ideas.) Antonio decidió llenar una simple hoja de papel con cuentos, poemas, dibujos... ¡Y publicar muchas hojitas iguales, miles, y algunas mandarlas bien lejos!
Cada hoja debía ser tan liviana como una pluma que lleva el viento. ¡Así, la Hojita Viajera volaría a todos los rincones de aquel hermoso país!
Y como Antonio necesitaba ayuda parar cumplir con este sueño, fue a pedirla al Palacio de Gobierno.
Allí, contó cómo sería su Hojita Viajera, y hasta dibujó unos cuantos garabatos sobre el escritorio de un señor muy serio.
Explicó que la hojita costaría muy poco. Y que todos los niños tienen derecho a leer cuentos, hasta los que viven muy lejos o son muy pobres. Eso dijo Antonio.
Antonio sentía que todos sus sueños se estrellaban contra aquel gran escritorio…
Y de pronto, el señor serio se levantó de la silla... alzó su dedo índice... miró a los ojos del escritor... y dijo:
–¡Buena idea!
Antonio suspiró hondo. Y el señor serio mostró todos sus dientes en una gran sonrisa. ¡Sí! ¡Sabía sonreír!

_____________________________________________________________

Elena Dreser, Antonio y la hojita viajera. México, SEP-Inti, 2007.

 

Lectura con 343 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.