Mi madre es rara

mi madre es rara, lectura del rinconcito

Mi madre es tan rara a veces... Algunas mañanas, cuando se despierta, aparece con cuernos en la cabeza, uñas afiladas y dientes largos y puntiagudos. En vez de hablar, gruñe.
Pero después de tomar su cafecito de la mañana, los cuernos desaparecen y los dientes y las uñas vuelven a ser de tamaño normal.
Mamá habla con voz muy dulce.
Una mañana, todo iba del revés. El excusado se atascó, la tapa de mis juguetes se desprendió y se nos acabó el café. Mi madre regañaba y refunfuñaba. Los cuernos crecían más y más. Sus ojos enrojecían y sus dientes y uñas eran enormes.
Cuando, a medio día, vi que sus cuernos no habían desaparecido todavía, grité:
–¡Me voy!
Lo dije gritando, pero no muy alto, mientras mi madre tenía en marcha la batidora.
Llené mi mochila y, en cuanto mi madre entró en el cuarto de baño, solté:
–¡Me voy a casa de María!
–¡Bueno! –gruñó mi madre.
Y me fui.
La madre de María siempre es muy amable. Nunca grita.
Habla con voz muy dulce y huele muy bien.
Toqué el timbre y María abrió la puerta.
–¡Hola! –le dije–. ¿Puedo quedarme a jugar contigo?
–Claro que sí. Entra –dijo María, y echó una mirada por encima del hombro–. Pero no debemos hacer ruido.
¡Qué raro! –pensé–, a la madre de María nunca le ha molestado tener a alguien en casa. Jamás le ha importado el ruido que hagamos.
Entonces la madre de María salió de la cocina. Me quedé de piedra. La madre de María tenía cuernos, uñas afiladas y dientes puntiagudos, y además le salían pelos por las orejas.
–¿Qué está pasando? –susurré.mi madre es rara, rinconcitos
–A veces se pone así. Mi hermanito se despertó seis veces durante la noche. Pero no te preocupes, no pasa nada... si nos quitamos de en medio –contestó María.
Y nos quitamos de en medio.
A la hora de comer, María dijo:
–Por favor, quédate a comer con nosotros.
Así lo hice. No comí mucho. Cuando terminamos, yo dije muy educadamente:
–Muchas gracias por la agradable comida.
La madre de María contestó:
–De nada.
Pero sus cuernos no habían desaparecido, ni sus uñas afiladas, sus dientes puntiagudos y los pelos que le salían por las orejas.
Me puse la mochila y me despedí de María. Atravesé el jardín y entré a casa corriendo.
Mi madre estaba arreglando la caja de mis juguetes. Aún tenía cuernos.
Corrí hacia ella y le di un gran abrazo.
–Te quiero mucho– le dije.

_____________________________________________________________
Rachna Gilmore, Mi madre es rara, Brenda Jones, ilus. México, SEP-Juventud, 2003.

 

Lectura con 419 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.