El niño que tenía miedo de todo y de nada

El niño que tenía miedo de todo y de nada, lectura para aprender y divertirse

Había una vez un niñito miedoso, pero de verdad miedoso...Se llamaba Roberto. Les temía a los escarabajos y a las arañas. Sobre todo, le tenía mucho miedo a la oscuridad. ¡En la escuela, sus compañeros lo habían apodado ―Miedoberto― y todo el tiempo se burlaban de él.
Solo y sin nadie en quién confiar, Roberto se sentía triste. Cuando regresaba de la escuela, estallaba en llanto y le contaba a su madre las maldades que los otros niños le hacían.
Sus padres estaban desesperados, pero Roberto seguía con sus miedos. ¡Una sombra! ¡Eso sí que era peligroso! ¡Ese trozo de oscuridad que te persigue pisándote los talones todo el día! ¿De dónde viene? ¿Qué quiere? ¿Por qué no te deja en paz?
Un día, su abuelita Justina vino a quedarse a vivir en su casa.
Roberto no la conocía muy bien. Antes, ella vivía en otra ciudad, muy lejos.
Una noche sus papás se fueron al teatro y lo dejaron con la abuelita. Todo iba bien hasta la hora de ponerle el pijama: su abuela tuvo la idea de apagar la lámpara.
–¡No la toques! –gritó el niño, presa del pánico.
–Está bien. Voy a dejar prendida la luz –dijo la abuela–. Sé lo difícil que es vivir todo el tiempo sólo con sus miedos.
Roberto no lo podía creer: ¡por primera vez un adulto lo comprendía! –Yo entiendo que tengas miedo porque a tu edad era muy miedosa, ¡Imagínate! ¡Creía que mi sombra me iba a atacar! Pero después descubrí que no era mi enemiga, sino mi ángel de la guarda. ¡Por eso nunca se separaba de mí!
La abuela se volvió hacia la sombra de Roberto y se puso a girar las manos murmurando palabras incomprensibles.
¡Una fórmula mágica!
–No tengas miedo.
Su sombra estaba sobre la pared y copiaba sus más pequeñas acciones y ademanes.
–¿Ves como no tienes nada que temer? –dijo la abuelita, dándole un beso sobre la frente–. Anda, que tengas dulces sueños.
Roberto vio cómo su abuela se deslizaba fuera de su habitación. Hasta ese momento se dio cuenta de que había apagado la lámpara.
Tranquilizado, Roberto exhaló un suspiro. ¡Adiós a las fobias! ¡A partir de ese momento ya no tuvo miedo de la oscuridad! Sabía que, en lo más profundo de las sombras de la noche, un ángel guardián lo cuidaba.

_______________________________________________________

Peán Stanley, El niño que tenía miedo de todo y de nada. México, SEP-Calandria, 2006.

 

Lectura con 392 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com es el rincón de lecturas de sallita con lectura recreativa para niños de la escuela primaria. Encuentra lecturas para segundo grado con actividades interactivas, actividades de aprendizaje, estrategias de lectura, ejercicios, lecturas graduadas, lecturas infantiles, cuentos infantiles, fábulas y narraciones. Encuentra tu propia estrategia con nuestros rinconcitos de lectura y mejora tu comprensión lectora, velocidad de lectura y fluidez. Los lectores de los rinconcitos practican y promueven la electura (lectura de textos en formato digital) como una alternativa ecológica, porque somos amigos del medio ambiente.

Design downloaded from free website templates.