Que sí, que no, que todo se acabó

Que sí, que no, que todo se acabó, rincón de lecturas de sallita

En un pueblo, hace muchos años, vivía una princesa. Todas las noches soñaba que un gran príncipe venía a pedirla en matrimonio:
En este mismo pueblo vivía también un príncipe. Pero era un príncipe muy pobre. Para seguir siendo príncipe tenía que trabajar.
En su castillo, que no era castillo sino una casita muy chiquita, ahí tenía un jardín de rosas. Bueno, tampoco era un jardín, sino un grupo de macetas apretujadas. Eso sí, en las macetas había rosas.
Los domingos, el príncipe se daba un buen baño y hasta se perfumaba. Cortaba la mejor de sus rosas para ponérsela en alguno de los muchos agujeros que tenía su capa. Una capa elegante, pero vieja.
Todo esto lo hacía porque los domingos por la tarde había que salir a la plaza principal. Ahí muchas princesas, con sus damas de compañía, salían a dar la vuelta.
Un domingo, en una de esas tantas vueltas a la plaza principal, se encontraron.
La primera vez sólo se miraron. La segunda vez intercambiaron sonrisas. A la siguiente, una ligera inclinación de cabeza. Y para la última vuelta de la tarde, el príncipe decidió acercársele a la princesa:
–Buenas tardes, ¿cómo está usted?
–Pues yo bien, ¿y usted?
–Pues yo también.
El príncipe hizo una reverencia y le dijo: –Aunque suene a imprudencia, quiero hacerle una confidencia.
–¿Qué clase de confidencia es esa? –preguntó la princesa.
El príncipe le dijo: –Aunque suene a impertinencia, yo la quiero para quererla con mucha querencia.
–Mire usted nada más, qué impaciencia –le dijo la princesa. –Yo sé lo que son las querencias. Toda querencia tiene un principio y un final. Y después de la querencia viene la ausencia.
El príncipe preguntó: –¿Pero de dónde le viene tal creencia?
–Es una cosa de conciencia.
–Para eso yo tengo un remedio –dijo el príncipe.
–¿Cuál es?
–Pues la diaria presencia.
Y la princesa dijo: –Ante tanta insistencia, creo que tendré benevolencia.
El príncipe se puso muy contento, pero la princesa le dijo: –Momento joven, momento; todavía está por verse si usted es de mi conveniencia.
–Pues claro que lo soy –dijo el príncipe en voz baja.
–Y hay una cosa más –dijo la princesa.
–¿Qué más?
–Que mis padres den su anuencia.
El príncipe quiso preguntar qué era eso de la anuencia, pero mejor se quedó con su duda–dudencia. No fuera a ser que a la princesa le entrara la decepción–decepcionencia. Por eso mejor fue que dijo:
–Si es así, pronto quiero hablar con su excelencia. Y en voz baja añadió:
–A lo mejor me regala tantita anuencia, y pues entonces ya.
–Prudencia, joven, prudencia –dijo la princesa.
–No conozco a ninguna Prudencia. ¿O así se llama la que viene por ahí?
–No, joven. Digo prudencia, que es paciencia. O sea: calma, cálmex, calmantes montes. En otras palabras: calmencia.
Y el príncipe contestó: –Muchas gracias por la advertencia.
La princesa le dijo que al día siguiente le tendría una respuesta. –Por ahora, discúlpeme, pero un estornudo está por salírseme sin decencia.
El príncipe regresó esa noche muy contento a su castillo. Regó su jardín y luego se acostó en su cama real.

_____________________________________________________________

Miguel Ángel Tenorio, Que sí, que no, que todo se acabó. México, SEP-CIDCLI, 1997.

 

Lectura con 524 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com es el rincón de lecturas de sallita con lectura recreativa para niños de la escuela primaria. Encuentra lecturas para segundo grado con actividades interactivas, actividades de aprendizaje, estrategias de lectura, ejercicios, lecturas graduadas, lecturas infantiles, cuentos infantiles, fábulas y narraciones. Encuentra tu propia estrategia con nuestros rinconcitos de lectura y mejora tu comprensión lectora, velocidad de lectura y fluidez. Los lectores de los rinconcitos practican y promueven la electura (lectura de textos en formato digital) como una alternativa ecológica, porque somos amigos del medio ambiente.

Design downloaded from free website templates.