El misterio del tiempo robado

El misterio del tiempo robado. Rinconcito de lecturas digitales de sallita

Hubo una vez, no me acuerdo bien cuándo fue, que en mi pueblo perdimos el tiempo. No quiero decir que nos hayamos dedicado a no hacer nada. Ni tampoco que hubieran venido a distraernos desde la mañana hasta la noche. No. Tampoco fue eso. En realidad nos quitaron el tiempo: alguien robó el único reloj de mi pueblo.
Una mañana, todos despertamos tarde, porque el reloj de la plaza que daba las horas había desaparecido.
Desde ese momento, todo cambió.
En mi pueblo ya no sabíamos se era la hora de comer o de merendar.
Don Pancho, abría tan tarde su tienda que se formaba una larga cola de gente esperando para hacer su compra. Finalmente estaban todos tan enojados, que hasta querían llevarse la mercancía sin pagar.
Sucedió que Jorge, su hijo, llegó tan tarde a recoger los huevos al gallinero, que ya se habían convertido en pollitos.
Las maestras llegaban tarde a sus clases y los alumnos disfrutaban de recreos más largos.
El periódico, que generalmente ofrecía las noticias más recientes, ahora salía de noche, perdiendo su palpitante actualidad.
El pobre Chirimilo, que vendía plátanos asados y camotes por la tarde, pasaba con su silbato anunciándose a la media noche, cuando ya ni en sueños los niños y los ancianos deseaban comprar.
Para tratar de solucionar el problema, los mayores empezaron a medir el tiempo de otra manera.
Decían "Ahí va el tren, deben ser las doce", o cuando se ponía el sol decían: "Deben ser alrededor de las siete."
También empezaron a relacionar el tiempo con las cosas que sentían; cuando tenían hambre, sueño o cansancio, lo relacionaban con una hora determinada.
Como los niños ahora jugaban más, se dedicaban a inventar cosas. Entre otras muchas, crearon diversos tipos de relojes que sirvieron para resolver un poco el problema.
Pero no eran prácticos ya que el reloj de sol no funcionaba de noche y el de arena sólo durante una hora.
Para contar los días, llenaban un frasco con siete caramelos y comían uno (y sólo uno) cada día. Cuando el recipiente se vaciaba, quería decir que había transcurrido una semana.


Ahora piensa, ¿tú cómo medirías el tiempo?

_____________________________________________________________

Sarah Corona, El misterio del tiempo robado. México, SEP-C.E.L.T.A., 2002.

 

Lectura con 361 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com es el rincón de lecturas de sallita con lectura recreativa para niños de la escuela primaria. Encuentra lecturas para segundo grado con actividades interactivas, actividades de aprendizaje, estrategias de lectura, ejercicios, lecturas graduadas, lecturas infantiles, cuentos infantiles, fábulas y narraciones. Encuentra tu propia estrategia con nuestros rinconcitos de lectura y mejora tu comprensión lectora, velocidad de lectura y fluidez. Los lectores de los rinconcitos practican y promueven la electura (lectura de textos en formato digital) como una alternativa ecológica, porque somos amigos del medio ambiente.

Design downloaded from free website templates.