El carbonerito y sus animales

El carbonerito y sus animales. Rinconcito de lecturas digitales de sallita

Había una vez un campesino cuyo trabajo era hacer carbón para que cocinaran las señoras del lugar, pues donde vivía no contaban con gas de estufa.
Diario iba al monte, acompañado de su inseparable perrita, y de su burrito, que era quien acarreaba el carbón.
Para hacer carbón, el carbonero cortaba muchos palos verdes y los alineaba por montones, con el fin de que la leña se secara y fuera posible prenderle fuego.
Cada ocho días llevaba al pueblo bastantes saquillos de carbón, que le dejaban buena ganancia, pues los distribuía en todas las viviendas, ya que la mayoría de las señoras cocinaban con carbón o con leña seca.
Así fueron pasando los días, hasta que llegó el tiempo de aguas. Conforme llovía, el terreno se iba poniendo lodoso y el burrito no podía caminar, especialmente cuando llevaba a cuestas su carga de carbón.
Llegó el momento en que el burrito no podía dar ni un paso de tan feo que estaba el camino. Y el carbonero no encontró otra forma para hacerle salir de ahí que sonarle al pobre burro con una vara, hasta que salía del atascadero.
Ya era cosa de diario: se atascaba el burrito, y su dueño, apurado, le daba de palos en todo el cuerpo.
Cierta vez en que al animalito le estaba costando demasiado trabajo salir, su amo oyó una voz que venía de quién sabe dónde:
–Ya no le pegues tanto a ese animal, que un día te va a dar una sorpresa.
Pero el hombre le siguió dando palos al burro, hasta que salió del atascadero. Sin embargo, una de tantas veces, el animal ya no pudo salir del lodo, pues su carga era muy pesada.
El dueño del asno estaba dándole de palos, cuando el burro le dijo con una voz muy gruesa:
–Amo, por favor, ya no me pegues.
–¡Ay, Dios mío! –gimió agitado el carbonerito– nunca había escuchado hablar a un burro.
Y la perrita le contestó con voz delgada:
–Ni yo tampoco.
Al escuchar esto, el hombre fue a parar hasta su casa con una fuerte calentura.
–¿Qué te ocurre? –le preguntó su esposa.
Y él le explicó lo sucedido.
Ella le reclamó todas las cosas malas que le había hecho a su burro. Le dijo que a los animales tenemos que cuidarlos, no maltratarlos y darles bien de comer, para que sean fuertes y sanos.
El carbonero comprendió, y nunca más volvió a maltratar a su burro.

____________________________________________________________

Mireya Cueto, et al., "El carbonerito y sus animales" en Cuéntanos lo que se cuenta. México, SEP-CONAFE, 2006.

 

 

Lectura con 410 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com es el rincón de lecturas de sallita con lectura recreativa para niños de la escuela primaria. Encuentra lecturas para segundo grado con actividades interactivas, actividades de aprendizaje, estrategias de lectura, ejercicios, lecturas graduadas, lecturas infantiles, cuentos infantiles, fábulas y narraciones. Encuentra tu propia estrategia con nuestros rinconcitos de lectura y mejora tu comprensión lectora, velocidad de lectura y fluidez. Los lectores de los rinconcitos practican y promueven la electura (lectura de textos en formato digital) como una alternativa ecológica, porque somos amigos del medio ambiente.

Design downloaded from free website templates.