Una mascota inesperada.

Rincón de lecturas de sallita presenta: Una mascota inesperada

Yo soy Tab. Me llamo Tab.
Este es mi cuarto. Estos son mis calcetines favoritos.
No entiendo a los adultos. Piensan que soy más inteligente porque uso lentes. Aunque los niños de mi clase piensan otra cosa.
Los adultos me regalan libros, mapas, rompecabezas, calcetines, aviones para armar y hasta cohetes espaciales.
Se supone que todos los niños inteligentes quieren ser astronautas. Yo no quiero.
¡Yo quiero una mascota!
Papá dice que en casa no hay suficiente lugar. Pero cada vez tenemos una tele más grande.
Mamá se queja de que tiene que limpiar todo el día. Dice que no quiere juguetes regados ni croquetas.
Pero ella deja migajas regadas por todos lados cada vez que habla por teléfono con la tía Runa.
A veces escondo los lentes en una maceta para no tener que hacer la tarea, pero mamá siempre tiene unos de repuesto escondidos en otra maceta.
Cuando me quito los lentes el mundo se ve muy diferente. Es como jugar a encontrarle formas a las nubes. Pero puedes hacerlo en cualquier parte.
También funciona si voy a comer a casa de la tía Runa, que cocina horrible. Si no lo ves, sabe menos feo.
Hoy es viernes y es mi cumpleaños. Para celebrarlo pedí que fuéramos a la tienda de mascotas, pero al coche no le dio la gana ir hasta allá. A los diez minutos se detuvo frente a la feria.
Me enojé. Dejé los lentes en el coche.
Yo no quiero ir a la feria, ni ser astronauta, ni tener más libros, mapas, rompecabezas, aviones, coches, ni calcetines de rayas.
¡Yo sólo quiero una mascota!
Una mancha que parecía un señor gordo me dijo:
–Tira una pelota y ganarás un premio.
No quería tirar una pelota.
Me lo repitió veinte veces y le lancé una pelota para que se callara.
La pelota pegó en otro lado, en una botella.
El señor gordo gritó:
–¡Bravo! ¡Te ganaste el premio!
Me entregó una bolsa repleta de agua.
Yo sólo veía una mancha amarilla... pero papá veía otra cosa:
–Mira, Tab, ni siquiera tuvimos que ir a la tienda. Ya tienes tu mascota.
–¡Eso no es una mascota!
–Sí es una mascota –dijo mamá–. Debes ponerle nombre y jugar con ella.
Me puse los lentes. Sólo era un pez amarillo. No era una mascota. A las mascotas las llevas al parque y a los juegos.
Por suerte, todavía me quedaba soplar la vela de mi pastel y pedir un deseo.


¿Quiénes tienen una mascota, qué es? ¿Creen que un pez pueda ser una mascota?

 

_____________________________________________________________

Antonio Moreno Paniagua, Una mascota inesperada. México-Castillo, 2007.

 

Lectura con 427 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com: ejercicios de lectura, cuentos para niños, estrategias de lectura, estrategia de lectura, cuentos de niños, practica tus habilidades lectoras, mejora tu comprensión lectora, prácticas de lectura, cuentos para niños, fábulas para niños, actividades de lectura, rinconcitos de lectura, rinconcito de lecturas, narraciones cortas, mejora tu velocidad letora, medición de velocidad lectora, aumenta tu fluidez lectora, tercero de primaria, actividades de lectura, lecturas divertidas, educación primaria, tercer grado

Design downloaded from free website templates.