Perdidos en un planeta llamado Tierra.

Perdidos en un planeta llamado Tierra, lectura del rincon de lecturas de sallita para cuarto grado de primaria

La nave era plata.
Un destello, apenas un suspiro, un dardo atravesando la negra oscuridad celestial, más allá de todo.
Y también era silencio, fascinación, misterio.
Tenía forma de menhir (como una piedra larga), con cuatro aletas posteriores que se graduaban de acuerdo a la velocidad, el despegue o el aterrizaje. Era pequeña, apenas siete metros de altura, pero su diámetro era grande, resultando la nave oronda, como si fuera barrigona.
En su interior, a través del amplio ventanal que dominaba su morro (extremo
delantero), podían verse a sus dos ocupantes.
Uno era alto y delgado, completamente blanco, sin pelo, ojos grandes y oscuros, boca pequeña, apenas nariz y tres dedos largos en cada mano. El otro era bajo, redondo... ¡y metálico! Tenía una esfera grande por cuerpo y una media esfera pequeña por cabeza. En ella le habían insertado los puntos focales, que emitían luz, y una boca flexible para que no pareciera inanimado. De la esfera mayor surgían dos pinzas a modo de extremidades superiores.
En aquel momento los dos estaban hablando.
–¡No es posible, Tobor! –decía el humanoide.
–Me temo que sí lo es, Rebas –respondió el robot.
–¡Es tu trabajo cuidar que los generadores estén cargados!
–¡Y el tuyo no desviarte de las rutas autorizadas!
–Pues la hemos fastidiado –suspiró Rebas.
–¡Y que lo digas! –se llenó de luces rojas Tobor.
–Sin energía no hay forma de que podamos regresar. Y tampoco podemos comunicarnos de ninguna forma con nadie. Hemos agotado hasta las reservas...
–Y en este rumbo nadie nos localizará. ¡Estamos perdidos!
Rebas parpadeó un par de veces. Sus pestañas eran laterales. Se estremeció y miró a través del ventanal. El espacio era hermoso, pero también solitario e infinito. Sobre todo cuando se está a miles de años luz de casa.
–¿Dónde estamos exactamente? –preguntó el humanoide…
–Es un sistema primario de clase C –informó el robot–. Un sol, nueve planetas... Eso es todo.
–¿Hay vida en alguno de esos planetas?
–Veamos... –Tobor leyó los datos–. Se detectan formas de vida animada, de naturaleza orgánica, en el tercero de ellos.
–¿Podemos llegar a él aprovechando su gravedad?
–Creo que sí.
–Entonces vayamos –dijo Rebas–. Es nuestra única...
Y se calló el resto porque era evidente.

_____________________________________________________________
Jordi Sierra i Fabra. “Perdidos en un planeta llamado Tierra” en ¡Enchúfate a la energía! México, SEP-SM, 2003.

 

Lectura con 373 palabras.

_____________________________________________________________




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


RinconDeLecturas.com Lecturas y ejercicios para que desarrolles tu comprensión lectora, actividades interactivas, practicas de lectura, lecturas para niños, lectura recreativa para la escuela primaria. Rinconcitos de lecturas de sallita, cada rincón de lecturas es un ricón de lectura pensado para tu diversión. Lectura para niños de cuarto grado en la escuela primaria para que mejores tu velocidad lectora, fluidez y comprensión lectora mediante la lectura recreativa

Design downloaded from free website templates.