El pequeño planeta Rabicún

El planeta Rabicún

No sé si ustedes habrán visto alguna vez en el cielo, lejos, muy lejos de la Tierra, un planeta que gira constantemente alrededor del Sol; se llamaba Rabicún y es un planeta tan flojo que tarda nada menos que mil años en dar la vuelta completa al Sol.
Rabicún es muy pequeño y sólo tiene dos pueblos; el primero está en una montaña que hay, por eso se llama Pueblo Alto; el otro está en una llanura y se llama Pueblo Bajo. Un río atraviesa el planeta de lado a lado, y separa la llanura de la montaña.
Junto al río hay un bosque de pinos y, al lado, un castillo estrecho, muy estrecho y altísimo. Como Rabicún es tan pequeño, cuando construyeron el castillo no pudieron hacerlo muy ancho, porque si no, no hubiera cabido en el planeta; por eso lo tuvieron que construir hacia arriba, hacía esas nubes que acarician a las cigüeñas que viven en la torre más alta del castillo. El rey que vivía en el castillo siempre se quejaba por la cantidad de escaleras que tenía que subir durante el día. Tardaba cuatro horas en subir hasta la torre y, mientras iba subiendo, siempre protestaba:
–¡Qué lata de escaleras! ¡Seguro que soy el rey qué más escaleras tiene que subir y bajar para caminar por su casa!
Pero lo cierto es que el castillo era precioso y tenía en cada piso un balcón muy grande del que colgaban flores de mil colores distintos.
Desde hacía muchos años, la gente que vivía en el Pueblo Alto estaba peleando con los que vivían en el pueblo Bajo. Ya nadie se acordaba de por qué estaban enojados; solamente sabían que si al pasar por el bosque llegaban a cruzarse con algún habitante del otro pueblo, debían poner cara de mal humor.
En cambio, los niños de los dos pueblos como habían nacido después de aquel famoso pleito, eran muy amigos y cruzaban el río por las tardes, en una lancha, para jugar todos juntos...


Imaginar un planeta, un país, una ciudad, una escuela, una casa... ¿Quién quiere hacerlo? Tomen una hoja de papel o un cuaderno, escriban cómo es lo que se imaginan y también, todos los que quieran, dibújenlo.

_____________________________________________________________
Patricia Barbadillo, Rabicún. México, SEP-SM, 2002.

 

Lectura con 372 palabras.

_____________________________________________________________

 

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.