Frente al mar

Frente al mar y la costa

La primera impresión de alguien que nunca ha estado frente al mar es de asombro. Ver una cantidad de agua tan grande no es para menos. Agua y más agua en movimiento, hasta donde la vista alcanza.
El mar causa grandes sensaciones. Se siente su olor, su sabor salado. La brisa que lo acompaña mueve las plantas y abraza todo lo que encuentra a su paso.
Es más, el mar produce un sonido muy especial. Es como si trajera la música por dentro, con su ritmo marcado por las olas. Si quieres darte una idea de cómo suena, junta tus dos manos y ahuecadas colócalas sobre uno de tus oídos.
El mar tiene su encanto, tan es así que José Gorostiza escribió el siguiente poema:

 

 

 

 

¡El mar, el mar!
Dentro de mí lo siento.
Ya sólo de pensar
en él, tan mío,
tiene sabor a sal mi pensamiento.


La costa
La costa es el lugar donde se unen la tierra y el mar. La costa puede estar formada por largas playas de arena o por acantilados, es decir, cerros y montañas junto al mar.
Además, las costas tienen diferentes formas. Si hay una parte de tierra que se mete en el mar, recibe el nombre de península. Si, por el contrario, una parte del mar se mete en la tierra, entonces a eso se le llama bahía.
En la costa también puede haber lagunas. Son parecidas a las bahías, sólo que la parte que comunica al mar con la laguna es muy pequeña.
Existen algunas que se forman en las desembocaduras de los ríos, es decir, en los lugares donde los ríos y el mar se juntan. En ellas hay agua dulce y salada. En la época de lluvias hay más agua dulce, mientras que en la temporada de secas hay más salada.
Las plantas y animales que se encuentran en las costas son de tipos muy distintos, según la clase de costa que se trate.
Hay costas en el norte del país que se hallan en zonas desérticas. En ellas hay playas de arena en las que la vegetación está formada sobre todo por arbustos y plantas que crecen y se extienden al nivel del suelo.
Si se avanza hacia el sur, empiezan a verse las palmeras y las plantaciones de coco. Si seguimos hacia el sur hay cada vez más vegetación. Allí encontramos lugares en los que la selva llega hasta la orilla del mar. Así sucede en los manglares, que son sitios en los que las plantas extienden sus raíces hasta el agua del mar.
En cuanto a los animales, en las playas formadas de rocas y arena abundan los cangrejos, los caracoles y las conchas.
Según donde se halle la playa, se llegan a ver animales más grandes que buscan alimento: mapaches, zorrillos, conejos, serpientes y jaguares.
Además, existe una gran cantidad de aves marinas como fragatas, gaviotas, pelícanos, grullas, garzas, patos, pájaros bobos y gallitos.
En los manglares, aparte de los animales que ya te presentamos, hay cocodrilos, víboras y una gran variedad de peces que se refugian en las raíces de las plantas.
Muchos de esos peces, como el pargo y la lisa, sirven para comer.

_____________________________________________________________
Luis de la Peña, “Frente al mar” en El mar y la costa. México, SEP-CONAFE, 2000.

 

Lectura con 532 palabras.

_____________________________________________________________

 

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.