Domingo siete.

Domingo siete, lectura para niños de quinto grado

Había una vez dos compadres jorobados, uno rico y otro pobre. El rico era muy mezquino. El pobre iba todos los viernes al monte a cortar leña para venderla.
Un viernes se extravió, y vio una casa iluminada, en un claro del bosque. Parecía que en ella había una gran fiesta. Se oían música, cantos y carcajadas.
Detrás de una puerta se puso a curiosear: la sala estaba llena de brujas que bailaban pegando brincos y cantaban a gritos esta canción:
Lunes y martes
y miércoles tres...
Pasaron las horas y las brujas no se cansaban.
Aburrido, el hombre se atrevió a cantar con su vocecita:
Jueves y viernes
y sábado seis
Gritos y brincos cesaron...
–¿Quién canta? –preguntaban unas.
–¿Quién ha mejorado nuestra canción? –decían otras.
–¡Qué cosa más linda! ¡Quien canta así merece un premio!
Se pusieron a buscar y dieron con el compadre pobre, que temblaba detrás de la puerta.
Unas lo levantaban, otras lo bajaban y besos por aquí y abrazos por allá. Una gritó:
–¡Le vamos a quitar la joroba!
Se la quitaron, luego sacaron sacos de oro y se los dieron por haberles completado su canto.
Él trajo su burro, cargó los sacos de oro y partió por donde las brujas le indicaron. Al alejarse las oía desgañitarse:
Lunes y martes
y miércoles tres;
jueves y viernes
y sábado seis
Sin dificultad llegó a su casita, donde su mujer y sus hijos lo esperaban temerosos de que le hubiera pasado algo.
El compadre pobre, que era un hombre que no mentía, contó su aventura al rico.
¡El rico volvió a su casa con una envidia!
Su mujer le aconsejó que fuera al monte a cortar leña:
Una noche estaban las brujas en lo mejor de su canto:
Lunes y martes
y miércoles tres
jueves y viernes
y sábado seis
Cuando la vocecilla del rico cantó, temblorosa:
y domingo siete...
¡Para qué lo hizo! Las brujas se pusieron furiosísimas a gritar:
–¿Quién es el atrevido que ha echado a perder nuestra canción?
–¿Quién es quien ha salido con ese domingo siete?
Encontraron al hombre y lo sacaron a jalonazos.
–Vas a ver lo que te va a pasar, jorobado –dijo una que salió corriendo. Volvió con la joroba del compadre pobre y ¡pan! la plantó en la nuca del infeliz. Al amanecer fue llegando a su casa con dos jorobas, dolorido y sin sus cinco mulas; por supuesto a la vieja se le regó la bilis de la envidia.

______________________________________________________________
Marinés Medero, “Domingo siete” en De Maravillas y encantamientos. México, SEP, 1996.

 

Lectura con 414 palabras.

_____________________________________________________________

 

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.