Un viaje a ... Mesopotamia

Mesopotamia

¿Se acuerdan de Mesopotamia? Creo que ya hemos leído sobre esta región, que se extiende entre dos ríos –eso es lo que quiere decir su nombre– en el Asia Menor, donde floreció la cultura de Babilonia, y hoy en día corresponde a Irak.


La música instrumental y el canto tenían un papel importante en la vida de Mesopotamia. Los músicos entretenían a la corte del rey y tocaban en los rituales del templo. El rey Judea de Lagash escribió una obra erudita sobre música. La mayoría de las obras musicales que han llegado hasta hoy son himnos a dioses y reyes. Por ejemplo, sabemos que la hija de Sargón de Acad, que se llamaba nada menos que Enheduanna [no estaría mal escribir estos nombres en el pizarrón], compuso un himno al dios de la Luna, en la ciudad de Ur. La gente debió divertirse con la música, cantando y bailando en casa y en el mercado.
Un poema sumerio sobre la diosa Inanna y su amado Dumuzi cuenta que fueron a mirar a un hombre que cantaba y bailaba en la plaza pública. Aún hoy, músicos y narradores de relatos divierten a la gente en plazas de las ciudades del Oriente Medio.
El arpa y la lira eran dos de los Instrumentos musicales más populares en Mesopotamia. A veces se tocaban en cortejos fúnebres. En un relieve de terracota se muestra que el arpa tiene siete cuerdas, probablemente hechas de tripas de animal.
En un muro de un palacio se encontraron pinturas de músicos que tocan platillos, un tambor e instrumentos de cuerda. Había diferentes clases de tambores en Babilonia. Uno era el balag, que tenía la forma de un reloj de arena. Se usaba en rituales del templo para deleitar a los dioses. Otro era el lilissu, que se ponía en los patios de los templos y se hacía sonar cuando había un eclipse de Luna. También se tocaban flautas. Hace poco más de cien años se encontró un silbato babilónico de barro. Desafortunadamente, ahora está perdido.
Los músicos amenizaban festejos de victoria. En un relieve se muestra como tocan en la ceremonia para celebrar la victoria del rey Asurbanipal sobre el rey Elam. También tocaban en otros ritos, como el que se hacía después de cazar al león, cuando los reyes asirios ofrecían los animales muertos a los dioses.

_____________________________________________________________
Lorna Oakes, Un viaje a… Mesopotamia. México, SEP–Correo del Maestro, La Vasija, 2003.

 

Lectura con 391 palabras.

_____________________________________________________________

 

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.