Campamento de Zitácuaro. Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

En la lectura de hoy vamos a vivir un episodio de la lucha entre el Ejército Republicano contra el Ejercito Expedicionario Francés en la época en que el emperador Maximiliano de Habsburgo gobernó en México. Antología de lecturas en línea para mejorar tu fluidez, velocidad y comprensión lectora.



Campamento de Zitácuaro

Campamento de Zitácuaro

Desde las afueras de Zitácuaro un grupo numeroso de hombres armados, más de trescientos, contemplaba bajo la lluvia la ciudad que se veía borrosa a la luz pálida del atardecer: parecía estar desierta. De pronto, el general ordenó a uno de los oficiales:
–Peñadura, hágame favor de ir con varios hombres a reconocer el terreno y regrese luego con las noticias.
Sin decir palabra el oficial picó con las espuelas a su caballo y salió como rayo hacía Zitácuaro. Cinco de sus hombres lo siguieron como si le hubieran adivinado el pensamiento.
Al poco rato volvieron; los caballos sudaban y resoplaban. Traían con ellos a un hombre que venía a pie. Por su cara podía verse que estaba fatigado y también muy asustado. Su uniforme compuesto por una casaca azul y pantalones rojos, mostraba sin duda que aquel joven era un oficial del ejército francés que había venido a México a combatir a favor del emperador Maximiliano. Peñadura llegó ante el general y le informó:
–Con la novedad, mi general, de que los imperialistas han abandonado la plaza. Éste –dijo señalando al prisionero– se quedó rezagado y lo atrapamos. Si usted así lo ordena, le damos una lanceadita para que diga lo que sabe.
A esto, el general respondió un poco molesto:
–Por lo que se ve, teniente, este hombre es un oficial francés. Nada sabe él que nos haga falta saber y tampoco es necesario picarle el cuerpo. De modo que trátemelo bien y cuídelo como si fuera carabina nueva.
Luego el general preguntó al prisionero:
–Votre nom, Monsieur [¿Su nombre, señor?]
–Teniente Michel Picard –contestó en español–, de la segunda división de infantería del Ejército Expedicionario Francés.
–No tema usted nada –dijo el general–. Es usted prisionero del Ejército Republicano del Centro. ¡Compañeros –exclamó después, dirigiéndose a la tropa–, Zitácuaro es nuestro!
Los soldados se alegraron mucho porque esa noche harían campamento en la ciudad; no los molestarían la lluvia ni el frío del amanecer y, con suerte, con mucha suerte, encontrarían una cama de verdad para dormir.


José Ortiz, Campamento en Zitácuaro. México SEP–FCE, 2004.

Lectura con 343 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria