¡Increíble Kamo! Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

Vamos a leer un poquito del libro "¡Increíble Kamo!" Es una lectura tan interesante que seguramente nos invitará a leer el libro completito. Antología de lecturas en línea para mejorar tu fluidez, velocidad y comprensión lectora.



¡Increíble Kamo!

Increíble Kamo

Con una rodilla en tierra, le enseñé los dos impactos de bala. Una había perforado el cuadro de la bicicleta (justo entre la pantorrilla y el muslo del abuelo, que no había pedaleado más de prisa en su vida) y la otra la salpicadera trasera (el abuelo consiguió eludir el tiroteo).
Pope, mi padre, no había querido reparar los daños. Pensaba que aquellas huellas heroicas le gustarían a Kamo.
–De verdad que lo siento por tu padre, pero no pienso subirme a esta bicicleta.
–¿Prefieres la mía?
Claro; para un principiante, a lo mejor era más fácil la mía, totalmente nueva, ligera como una gacela, con cantidad de piñones...
–Prefieres la mía. ¿Es eso?
–Ni la tuya, ni ninguna otra; no montaré jamás en una bici. Punto.
–¿Has hecho una promesa, o qué? Si hay más de mil millones de chinos que montan en bici, ¿por qué tú no? ¿Es que quieres distinguirte una vez más?
La verdad es que estaba empezando a irritarme.
Pope mi padre, se había pasado horas dejando como nueva la bicicleta en cuestión especialmente para Kamo. Una espléndida máquina checoslovaca de antes de la guerra, con frenos de varilla y salpicaderas cromadas como las defensas de un carro. Una auténtica maravilla... Con toda la calma que pude, expliqué:
–Kamo, aquí en el Vercors, en primavera, la única distracción que tenemos Pope, Moune y yo son los paseos en bici, ¿comprendes? Pasamos días enteros fuera. Hacemos picnic. Es la actividad familiar desde que yo era pequeñito y me encanta.
En mi voz, sin embargo, debía notarse la cólera porque soltó la bicicleta y se volvió hacia mí apuntándome con el dedo.
–Escucha, tú: ya no soy un niño y esto no es un capricho. No sabría explicarte por qué, pero en la vida me subiré a una bicicleta, y no hay más que hablar. No pretendo molestar a nadie. Váyanse los tres a dar una vuelta como de costumbre, que yo los esperaré aquí y les prepararé la cena.
Con todo, hubo una sonrisa:
–Y no te preocupes. Me conoces, ¿no? Yo nunca me aburro...
¿Por qué Kamo no quiere andar en bicicleta? ¿Qué se imaginan ustedes? ¿Alguien conoce la historia? Hay que buscar el libro para salir de dudas.


Daniel Pennac, ¡Increíble Kamo! México, SEP–SM, 2002.

Lectura con 374 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria