Donde habitan los ángeles. Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

En nuestra lectura de hoy vamos a leer cómo toda la familia de Chucho, excepto su mamá, se prepara para ir a pedir la mano de Mariana, la novia de Chucho. Antología de lecturas en línea para mejorar tu fluidez, velocidad y comprensión lectora.



Donde habitan los ángeles

Donde habitan los ángeles

Mis vacaciones habían terminado y había regresado a la casa de huéspedes en el Distrito Federal. Toda la semana estuve pensando en Chucho y en Mariana. El sábado siguiente, cuando llegué a la casa, encontré a Chucho muy contento. Su padre, al fin, había accedido a ir a pedir la mano de Mariana.
–¡Mira, Pancho! Me dijo Chucho emocionado–. Mi tía Chabela quiere que sea de Mariana el anillo que mi tío le dio cuando se comprometieron –me lo enseñó en su estuche.
Una oleada de envidia me envolvió, pero logré disimular.
–¡Qué bueno! –le dije, admirando el anillo que siempre creí sería para mi novia.
Chucho pareció no darse cuenta de mi perturbación, pues siguió hablando entusiasmado:
–Mi tío Tacho se ofreció para organizar una cena en el salón Embajadores para el próximo sábado. ¿Te imaginas, Pancho? No sé como agradecerle todo esto.
–Me alegro mucho por ustedes –le dije sinceramente.
El día de la petición, en la casa todo era movimiento. Mariana y Doña Rosa, su mamá, habían ido a que mi tía Chabela les ayudara con su arreglo.
–¡Ay, Chabelita! ¡Me está picando! –gritó doña Rosa cuando mi tía le detuvo el cabello con un prendedor.
–Ni modo, Rosita, así se le ve muy bien; recuerde que las elegantes se aguantan – respondió mi tía fijando con firmeza el broche.
–Tienes razón, Chabelita – admitió doña Rosa con lágrimas en los ojos–; pero, ¿antes de irnos me podría dar una aspirina?
–¡Claro que sí, Rosita! –Sacó una tira–. Y se lleva las demás por si las dudas.
Llegamos al salón. Mariana y Chucho estaban felices. Al poco tiempo llegaron mis tíos Juan y Cotí con mi prima Caty.
Habían invitado a los amigos más allegados: los Torres, los García, los Mayers, los López Mendívil, los Aragón y los Mir.
Del pueblo llegaron: mi abuela, mis tíos y primos, y mis padrinos Pedro y Sara. No me extrañó que mi mamá no asistiera.
¿Y por qué no asistió la mamá del narrador? Eso hace falta aclararlo. Pedir la mano de una muchacha; esto es, que los padres del novio vayan con los de la novia y les pidan que estén de acuerdo en que los muchachos se casen es una de las tradiciones de nuestra vida familiar.


Claudia Celis, Donde habitan los ángeles. México, SEP–SM, 2002.

Lectura con 380 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria