Los maleficios. Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

La lectura de hoy es un fragmento del libro de Rosalind Kerven, en el que nos cuenta lo que sucede en la corte del rey Arturo cuando el mago Merlín, por enamoradizo, se quedó dormido. Rincón de lecturas de Sallita, un sitio para leer, aprender y divertirse.



Los maleficios

Los maleficios, el mago Merlín en la corte del rey Arturo

Camelot es el castillo del rey Arturo. ¿Se acuerdan? Ya leímos algo de este personaje. Y Merlín es un hechicero que lo protege. Pero, ¿quién protege a Merlín? –y en aquel reino hay muchos peligros.
Nunca había existido una corte tan majestuosa como la de Camelot. El mundo entero cantaba las alabanzas de su rey, valiente y generoso. A medida que transcurrían los años, Arturo se volvía más maduro y más ardiente, como el vino añejo. Aumentó su caudal de sabiduría y ya no recurría a Merlín en busca de consejos. Ese cambio de actitud de Arturo hirió profundamente el orgullo del anciano mago.
Merlín estaba celoso pues comprobaba que Arturo sólo confiaba ahora en su esposa, la reina Ginebra. “¡Qué cosa! –pensó Merlín–. ¡Aquí estoy, he vivido casi siete siglos y nunca he saboreado los frutos del amor!"
Empezó a buscar en los sitios más recónditos del reino y en las capas polvorientas de su memoria, pues intentaba encontrar una mujer que fuese capaz de satisfacer sus gustos. Y, dondequiera que dirigía su atención, sus pensamientos lo conducían a Nimue, la Dama del Lago. Fue corriendo hacia el bosque y la llamó para que saliera de las aguas ondulantes.
–Nimue –susurró–, te amo.
Al principio, la bella Nimue se limitó a reírse y lo tomó a broma. Pero Merlín hizo un hechizo para ligarla a su lado con lazos invisibles. Entonces ella se asustó.
Nimue sabía que los poderes de Merlín abarcaban tanto la magia negra como la magia blanca, y que, cuando se proponía algo, su deseo era inamovible como las montañas. Entonces, decidió simular que ella podría aprender a corresponder a ese amor. Mientras tanto, le pidió que le enseñara los secretos de su magia. El embelesado Merlín aceptó.
Llevó a la Dama a través de los campos, rumbo a Camelot,y más tarde se encaminaron hacia una cueva apartada, cuya entrada ocultaban unos helechos perfumados. Hilos de plata iluminaban la roca en el interior de la cueva, y el musgo cubría el suelo como una suave alfombra.
Nimue comprendió que allí se le presentaba su oportunidad.
Convenció a Merlín de que la dejara entrar. Después comenzó a cantarle una canción de encantamiento que él mismo le había enseñado, hasta que logró adormecerlo. Merlín cayó en un sueño profundo, antinatural. Nimue salió sigilosamente de allí y con otros maleficios cerró tanto la entrada de la cueva que sólo dejó una estrecha, impenetrable, grieta.
Así fue como la Dama del Lago escapó del amor de Merlín, y el mago fue condenado a dormir para siempre en esa inquietante oscuridad.
Arturo lo extrañaba poco al principio. Pero a medida que iban aumentando los rumores que hablaban de la desaparición de Merlín, una profunda melancolía se apoderó de él.
Su desaliento no pasó inadvertido porque en el círculo interno de su corte acechaba un grupo de bribones que esperaba ansiosamente la oportunidad de destronarlo. Ellos consideraron que la desaparición de Merlín les indicaba que había llegado el momento de empezar a conspirar contra su rey.
Pobre Arturo. Ahora ¿quién podrá defenderlo? Y pobre Merlín, que quedó dormido. Si alguien ya sabe cómo termina esta historia, que nos la cuente.


Rosalind Kerven, El rey Arturo. México SEP–Cordillera de los Andes, 2005.

Lectura con 530 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria