Ocho décimas. Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

La lectura de hoy son ocho alegres poemas de animales. Fíjate que cada poema tiene diez versos, por eso se llaman décimas. Rincón de lecturas de Sallita, un sitio para leer, aprender y divertirse.



Ocho décimas

poemas de nimales, ocho décimas

¡Qué tranquilo va ese piojo
sobre el lomo del león!
Tiene aplomo y decisión
al prenderse como abrojo!
Es gran domador, pero ¡ojo!,
que si el felino se enoja,
su sangre se vuelve roja
y ruge que es un contento.
¡Y entonces sí, lo lamento,
porque la cosa se empioja!

 

¡Dónde se ha visto que el can
deje de correr al gato!
Parece que hubiera un trato
en que los dos “van y van”.
Se pone como un volcán
todo perro por su lado
y sale el gato espantado
ante la causa asesina.
Y esta historia no termina
porque el perro esta emperrado.


¡Cuándo se ha visto que un pato
vuele mejor que un halcón!
Pero hubo un pato chiflón
que cual deportista nato
se esforzó en todos sus ratos
hasta estar bien entrenado.
Desafió al campeón alado
a una carrera de aliento
y con ayuda del viento
el pato salió empatado.


Quién del burro no conoce
su paciencia en el trabajo,
su silencio por lo bajo,
¡tanto tiempo sin un goce!
Lo de él no es una pose
en las horas discurridas,
iguales y sostenidas.
En fin, y aunque él se ufane,
es vida que poco vale.
Más que aburrada, aburrida.


Hay un oso diligente
que procura para él
un panal lleno de miel
con las abejas ausentes.
Llegan estas de repente
y encuentran todo el destrozo.
Con un vuelo presuroso
van al caco a interpelar,
¡más para qué reclamar
cuando el oso... se hace el oso!


A la sombra de un cerezo
se reencontraron dos pavas.
Se dieron, tan finas damas,
a su manera dos besos
y empezaron, pan y queso,
una charla prolongada.
Hicieron una ensalada
de chismes y habladurías
que fueron, como diría,
pavadas, puras pavadas.


Cayeron al mediodía
a la casa de una avispa
dos bichos ojos de chispa
vendiendo mil chucherías.
“¡Mire qué mercadería!
¡La traemos importada!”
Mas la avispa, desconfiada,
se plantó que no y que no,
y uno al otro murmuró:
“Esta avispa... esta avispada”.


Un baile de ambiente chato
en la selva discurría.
Ni jarana, ni alegría,
según recuerda el relato.
Dijo un cuervo: “Ya hace rato
que no hay ocasión de nada”.
En eso, de una enramada
se descolgaron tres monos
y al baile le dieron tono
porque eran una monada.


Oche Califa, La tortuga que sueña. México, SEP–Colihue, 2005.

Lectura con 381 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria