Los cerillos. Rincón de lecturas de Sallita para quinto de primaria.

Hoy vamos a leer la fascinante historia de los cerillos. Rincón de lecturas de Sallita, un sitio para leer, aprender y divertirse.



Los cerillos

Los cerillos, la historia de los fósforos

Qué fácil resulta hoy producir fuego. Qué difícil ha sido, a lo largo de la historia, aprender a controlarlo y poderlo llevar a cualquier parte. Fuego que es luz y calor, tan necesarios para vivir.
En 1680, el químico ingles Robert Boyle fue una de las primeras personas que intentaron producir cerillos. Un ayudante suyo, Godfrey Haukewitz, hacia cerillos con astillas de madera, y cabeza con azufre; pero estos cerillos eran malolientes, peligrosos, caros, y venenosos. En 1830, apareció un tipo de cerillo que consistía en un rollito de papel, el cual tenía en un extremo la mezcla (azufre, clorato de potasio y azúcar) con un tubito hermético que contenía ácido sulfúrico. Rompiendo el tubo con unas tenacillas, o con los dientes, el ácido reaccionaba con la mezcla y la prendía.
A mediados del siglo XIX, tomaba entre media y una hora producir fuego, ya que se hacía golpeando una piedra llamada pedernal, contra acero.
Desde el principio, el ser humano se dio cuenta de que el fósforo era un elemento que desempeñaba una parte importante, ya que se prendía con gran facilidad. Fósforo significa en griego "productor de luz".
Hubo principalmente tres "antepasados" de los cerillos. Los primeros eran unas tiras de papel con puntas de fósforo amarillo. Estos se encontraban sellados en un tubo de vidrio hasta que debían usarse; al ser expuestos al aire, se incendiaban espontáneamente.
Los franceses inventaron "la caja de luz instantánea". Se cubrían varitas de madera con azufre y después con una mezcla de clorato de potasio y azúcar. Las varas eran sumergidas en una botella que contenía asbesto humedecido con ácido sulfúrico. El ácido reaccionaba con el clorato de potasio y producía una rápida reacción que proporcionaba oxígeno para quemar la mezcla compleja de combustible. Estas varas fueron muy utilizadas en el siglo XIX, pues eran más seguras que los cerillos anteriores.
Otros cerillos estaban hechos a base de fósforo blanco o fósforo amarillo. El problema es que esta sustancia es enormemente tóxica, y miles de personas resultaron lesionadas e incluso murieron al ser expuestas a estos cerillos. El peligro no sólo era para los trabajadores de las fábricas, sino para la gente que respiraba los humos cuando los encendía. Y no faltaron personas que se suicidaran o asesinaran con estos humos.
El problema de todos estos cerillos era que con un poco de calor se incendiaban espontáneamente.
En la primera mitad del siglo XX se perfeccionaron nuevas mezclas que incorporaban el fósforo en una forma más segura. Actualmente los cerillos están conformados por parafina y goma. El lado áspero de la caja se hace con goma, vidrio molido y fósforo rojo.


José Antonio Chamizo Guerrero y Rodrigo Chamizo Alberro, La casa química. México, ADN editores, 2001.

Lectura con 440 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria