Consumo compulsivo. Rincón de lecturas de Sallita para sexto de primaria.

Nuestra lectura de hoy trata del problema psicológico que se presenta cuando se compran más cosas de las necesarias, de forma habitual, compulsiva y desenfrenada. Antología de lecturas en línea para mejorar tu fluidez, velocidad y comprensión lectora.



Consumo compulsivo

Consumo compulsivo, trastorno psicológico

El alimento, vestido y habitación son los satisfactores básicos de todo ser humano; sin embargo, hay personas para quienes esos satisfactores se vuelven una obsesión; sólo obtiene placer comiendo o comprando, aunque no sea indispensable. De estas personas se dice que tienen una conducta de consumo compulsivo.
Comer o comprar compulsivamente es un problema psicológico
Estas conductas obsesivas aparecen desde la infancia y la pubertad, pero se acentúan en la edad adulta, cuando los hábitos y costumbres ya están arraigados. Generalmente, las personas con una autoestima baja, es decir, cuyo estado emocional les provoca fuertes necesidades afectivas, al grado de sentir que no son merecedoras de cariño, afecto o confianza, son quienes tiene mayor riesgo de desarrollar este tipo de comportamiento.
Buscan suplir el cariño que les falta y sentirse bien a través del consumo de comida o realizando compras de forma compulsiva, por ejemplo. Sin embargo, al no conseguirlo por estos medios, caen en un círculo vicioso donde la sombra de la adicción o dependencia se acentúa, y repiten este tipo de conducta una y otra vez, cayendo en estados depresivos cada vez más profundos.
Frecuentemente, quienes padecen este problema sienten frustración y culpa sin una razón aparente, y ocasionan trastornos a quienes los rodean.
La falta de confianza y la inseguridad son las principales causas de la pérdida de control sobre sí mismo, así como de esta clase de conductas compulsivas. Se puede tener la mejor disposición y voluntad para seguir una dieta o dejar de comprar obsesivamente, pero sin un propósito firme para abandonar estos hábitos perjudiciales todos los buenos deseos no nos servirán de nada: si la comida ocupa todo nuestro pensamiento o vivimos pensando, aunque sea ligeramente, en la próxima temporada de ofertas, entonces no estaremos solucionando nada.


María Luisa López Esquer, “Consumo compulsivo” en El placer de cuidarme. México, SEP-Santillana, 2002.

Lectura con 293 palabras.





Lecturas por grados

lecturas primero lecturas segundo lecturas tercero lecturas cuarto lecturas quinto lecturas sexto aprende inglés con sallita

 

Enlaces patrocinados

Más lecturas infantiles

Libro del perrito sep 1994

libro del perrito

 

Enlaces patrocinados

Otro rinconcito de lecturas para niños

Rinconcito de lecturas

 



VELOCILECTOR

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?






 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria