El pez de la felicidadEl pez de la felicidad

El señor feudal Wu vivía con su pueblo en una aldea en las montañas del sur del Japón. Cuando la primera de sus dos esposas murió, él sintió tanta pena que al poco tiempo también abandonó este mundo. Al quedar huérfana su hermosa hija, Ye Xian, fue criada por su madrastra, la segunda esposa de Wu. Pero como ésta amaba solamente a su propia hija, era muy cruel con Ye Xian; la obligaba a ir a un bosque para recoger agua del lago. La niña debía hacer esta extenuante travesía todos los días, a pesar de la lluvia o el frío.
Un día, estando Ye Xian arrodillada junto al lago, vio a un hermoso pez de colores, no más largo que su dedo meñique, que brillaba a la luz del sol como un arcoíris. “¡Que hermoso!” exclamó la niña. Maravillada lo tomó suavemente con sus manos ahuecadas, y lo puso con mucho cuidado en su cubo de madera, para llevárselo a casa.
Una vez allí lo escondió en un viejo tonel que estaba en un lugar poco frecuentado, donde su madrastra no pudiera encontrarlo. Seguramente, el pez le brindaría algo de alegría a su triste vida.
Diariamente, Ye Xian apartaba una pequeña porción de su escasa comida para alimentar al pez. Con el tiempo, éste fue creciendo más y más, y se volvió cada vez más hermoso. Su aleta dorsal adquirió un brillante color naranja, sus ojos se volvieron verdes como esmeraldas, su cuerpo se tornó de un color dorado intenso, y su cola se llenó de pequeñas manchas de color blanco que parecían formar un delicado lazo. Finalmente creció tanto que ya no cabía en el tonel.
Ye Xian sacó sigilosamente al pez de la casa y lo llevó a una laguna cercana, donde continuó creciendo. Cada vez que ella lo visitaba, el pez saltaba y jugueteaba como si disfrutara de su compañía.
El buen humor de Ye Xian despertó sospechas en su madrastra, que la siguió secretamente hasta la laguna. Allí observó cómo la niña jugaba con el vistoso pez, y se puso furiosa al ver cómo ella se inclinaba para acariciar su cabeza.
“¡Ye Xian está descuidando su trabajo por jugar con ese pez!
Bueno, me encargaré de eso”, pensó la madrastra.
Pobre niña. ¿Qué hará su madrastra para destruir su felicidad? ¿Podrá hacerlo? Para saber eso hay que buscar el libro, y leerlo.

_____________________________________________________________
Duan Cheng Shi, El pez de la felicidad. México, SEP-International Becan, 2006.

 

Lectura con 397 palabras.

_____________________________________________________________

 




 


esmiprimaria.blogspot.com

EsMiPrimaria.blogspot.com: temas y lecturas para tus clases de Ciencias. Un gran apoyo para tus tareas y trabajos de investigación. Prepara tus presentaciones de una forma fácil y divertida, estudia y sorprende a tus maestros y compañeros. El aprendizaje y la lectura de Ciencia ahora es cosa de juego. Click en el enlace o en la imagen para entrar al sitio.

_____________________________________________________________

Actividades interactivas divertidas de esta lectura

rellena huecosActividad 1.

Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


#Actividad 2.
Nos encontramos diseñando una actividad interactiva divertida para tí.

 

 


 

Design downloaded from free website templates.