Home » Cuentos de animales » Los Compadres- el conejo y el coyote

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Los Compadres- el conejo y el coyote

Un día un conejo se encontró con un coyote y le dijo:
–Mañana ponemos una trampa, compadre.
–Está bien, compadre.
Y al amanecer pusieron una trampa en el monte. La dejaron sola un buen rato y después se fueron a asomar y vieron que había caído un pájaro muy grande.
–Vamos a asarlo en la barranca, compadre –dijo el conejo.
–Está bien, compadre.
Y se fueron al cerro a asarlo.
–Haz la lumbre, compadre.
–Está bien, compadre –contestó el coyote.
El coyote hizo la lumbre y después el conejo le dijo:
–Ve a sentarte al cerro, compadre, si no se va a caer. Mientras, yo aso el pájaro. Cuando esté cocido te aviso.
Y se fue el coyote a sostener el cerro. Un momento después dijo:
–¿Ya se coció, compadre?
–Todavía no.
Y al rato volvió a preguntar:
–¿Ya se coció, compadre?
–Todavía falta, compadre.
–Compadre, ¿ahora si ya se coció?
Y el conejo ya no le contestó, porque ya no estaba. Se comió el pájaro y se fue. Y el coyote le dijo:
–Voy a soltar el cerro, compadre.
Enseguida, cansado de preguntar, soltó el cerro y se fue a ver a su compadre, que dizque estaba asando el pájaro.
–¡Me engañó mi compadre! –dijo el coyote cuando no lo vio– Cuando me lo encuentre me lo voy a comer.
Cuando volvió a encontrarse con su compadre, el coyote le dijo:
–¡Me engañaste, te voy a comer!
–No compadre, no me comas. En aquel árbol hay frutas. Te voy a cortar una. Yo me subo.
El conejo se subió y le aventó una fruta en el hocico al coyote, que no pudo pasarla. Mientras el coyote se quejaba, el conejo se escapó. El coyote escupió la fruta y dijo:
–¡Me volvió a engañar mi compadre! Cuando me lo encuentre me lo comeré.
Se volvieron a encontrar y el coyote dijo:
–Ahora sí te como, compadre.
–¡No, no me comas, compadre! Mira, en aquel río hay un queso, ve a sacarlo.
Y el coyote, muy tonto, fue a sacarlo. Pero el conejo lo volvió a engañar: era la luna que se miraba en el agua.
El coyote casi se ahogó por querer sacarlo. Mientras, el conejo se escapó.
Y se volvieron a encontrar en un carrizal y el coyote le dijo:
–¡Ahora sí te como, compadre!
–No, compadre, no me comas. Te invito a un baile. Será aquí mismo. Quédate aquí.
–Está bien, compadre –contestó el coyote.
El conejo se fue y el coyote se quedó. Al rato el conejo le prendió fuego al carrizal y aventó cohetes por todos lados.
El coyote se asustó y con el susto de los cohetes que caían en sus patas empezó a bailar.
¡Pobre coyote! El conejo siempre fue más listo.

_______________________________________________

 “Los compadres” Elisa Ramírez (adaptación) en Conejo y coyote. México, SEP-CONAFE , 2002.
Lectura con 458 palabras

_______________________________________________

2 comentarios

  1. escuela primaria
    fray Servando teresa de Mier

    nombre: Carolina maya cruz
    yo le entendí ala lectura que hay personas q tienen la facilidad de mentirle a sus amigos y compadres engañándolos para llevarlos a su propia muerte

Comments are closed.

[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.