Nariz de papá, cabello de mamá

Estándar

La Tierra es un planeta maravilloso por la diversidad de seres vivos que habitan en ella. Imagínate cuántos

animales conoces: perros, vacas, jaguares, tiburones, cangrejos, víboras, mosquitos, ranas, águilas, hormigas, nosotros los humanos y muchísimos otros más.


Pero no olvides que las plantas también son seres vivos. Tenemos palmeras, rosas, maíz, eucaliptos, girasoles, pinos, nopales, pasto, jacarandas y miles de especies más que sería imposible enlistar.
¡Ah! ¿Pensaste que era todo? Nos falta mencionar la enorme variedad de hongos que existe, con muchas formas y colores, como los champiñones, el huitlacoche y las setas. Y si observas a través de un microscopio, verás organismos muy pequeños como las bacterias.

¿Alguna vez te has preguntado por qué cada especie es distinta a las otras? ¿Y por qué a pesar de que los individuos de cada especie son muy similares entre sí, cada uno tiene características particulares?

La respuesta está en los rasgos que heredamos los seres vivos generación tras generación a lo largo de muchísimos años. Te invitamos a que aprendas más acerca de este fascinante tema…

Desde hace mucho tiempo, sabemos que los perros nacen de los perros, así como el maíz nace del maíz. Esto quiere decir que en cada especie existen rasgos o características que se han transmitido de generación en generación a lo largo de miles de años, como tener plumas en el caso de las aves o tener hojas en el caso de las plantas.
 
Estas características que se han transmitido de padres a hijos permiten que la forma del cuerpo se conserve a través del tiempo.

 ___________________________
Enrique Ortiz Moreno, Nariz de papá, cabello de mamá. Los rasgos físicos y el respeto a la diversidad. México, SEP- Enrique Ortiz Moreno, 2007.
Lectura con 261 palabras
___________________________