Oficios y más oficios

Estándar
Hoy en la mañana, cuando el Sol me despertó, mi papá ya se había levantado. Él es agricultor y trabaja la tierra con sus manos para que produzca. Lo que más siembra es el maíz. Su trabajo junto con el sol y el agua, hace que todos comamos tortillas y elotes.
Corre que corre me fui a la escuela, pasé por el laboratorio donde trabaja mi hermana. Ella mezcla agua y polvos. El cuarto está lleno de frascos de cristal y aparatos. Los laboratoristas ayudan a la gente a saber de qué están enfermos para que se alivien más rápido.
Seguí mi camino que se me hizo más corto porque encontré a Emiliano acompañado de su hermana, que trabaja como maquiladora. Ella hace que la tela se convierta en vestidos, pantalones y blusas. Trabaja con una máquina de coser grandota con la que junta los pedazos de tela ya cortados y los convierte en ropa.
Emiliano iba a la clínica porque tenía un pie lastimado. Rosita lo atendió y le dijo que tuviera cuidado al jugar futbol. A Rosita la enfermera la quieren mucho en el pueblo porque nos ayuda a sentirnos bien.
Claro. Llegue tarde a la escuela, la clase ya había empezado. La maestra estaba hablando de los minerales de la tierra y de quienes los secan. Me llamó la atención la linterna que los mineros llevan en el casco para iluminar los túneles de las minas. Un compañero explicó que con un pico y enormes taladros extraen materiales como oro, plata, estaño, piedras y carbón.
Todo mi pueblo, con su iglesia, la plaza, la escuela y mi salón de clases lo construyeron con sus propias manos y herramientas los albañiles y los maestros de obras. ¿Ellos habrán construido el mundo? 
 _______________________
Marta Romo, Oficios y más oficios. México, SEP-Patria Cultural, 1991.
Lectura con 293 palabras
_______________________