Pita inventa una palabra

Estándar
Una mañana Tomás y Anita entraron en la cocina de Pita y la saludaron, pero Pita no contestó. Sonreía con expresión soñadora.
–Perdonen que no conteste; estoy pensando en lo que acabo de descubrir –dijo Pita–. ¡Una palabra nueva!
–¿Qué clase de palabra? –indagó Tomás.
–Una de las mejores que he oído en mi vida.
–Anda, dínosla, Pita –dijeron los niños.
–¡Palitroche! –dijo Pita triunfante.
–¿Palitroche? ¿y qué quiere decir?
–¡Ojalá lo supiera!
–Si no sabes lo que significa, no sirve –dijo Anita.
–Eso es lo que me preocupa –contestó Pita mordisqueándose el pulgar de la mano derecha.
–¿Quién dice lo que significan las palabras? –preguntó Tomás.
–Yo creo que algunos viejitos se reúnen –dijo Pita–, inventan algunas palabras y luego dicen: “Esta palabra quiere decir esto…”
–Pero a nadie –dijo Pita– se le ocurrió una palabra tan bonita como palitroche. ¡Y les apuesto que descubriré lo que significa! Quizá se le pueda llamar así al ruido que hacemos cuando andamos en el lodo: “Cuando Anita anda en el lodo puede oírse un palitroche…” No, no suena bien. Quizá es algo que puede comprarse. ¡Vamos a averiguarlo!
Ya puestos de acuerdo, los tres fueron a una pastelería.
–Quisiera comprar algunos palitroches –dijo muy seria Pita.
–¿Palitroches? –preguntó la señorita que despachaba –creo que no tenemos.
Entraron a una ferretería.
–Quiero comprar un palitroche –dijo Pita.
–¿Palitroche? –dijo el dependiente y sacó un cepillo.
–¡Esto es un cepillo! –exclamó Pita muy enojada–, yo quiero un palitroche.
–Pues no tenemos lo que necesitas, niña, lo siento mucho.
–¡Ya sé! –dijo Pita– Lo más probable es que se trate de una enfermedad. Vamos con el médico.
Como se trataba de un caso grave, la enfermera los hizo pasar inmediatamente.
–¿Qué te pasa? –le preguntó el médico.
–Creo que estoy enferma de un palitroche –dijo Pita.
–Tú tienes más salud que todos nosotros juntos –le dijo el médico–. No te preocupes.
–Pero ¿existe una enfermedad con ese nombre? –preguntó Pita.
–No; pero aunque existiera tú no la tendrías jamás.
Pita, Tomás y Anita salieron desconsolados. Iban con la cabeza baja, pensando que nunca encontrarían un palitroche. De pronto Pita gritó:
–¡Ten cuidado, Tomás, no pises ese animalito!
Los tres miraron hacia el suelo. El animalito tenía un par de alas verdes que brillaban como si fueran de metal.
–No es chapulín, ni grillo –dijo Tomás.
La cara de Pita se iluminó:
–¡Ya sé! ¡Es un palitroche! –gritó triunfante.
–¿Estás segura? –preguntó Tomás.
–¿Crees que no voy a reconocer a un palitroche? ¡Mi querido palitroche! Ya sabía yo que al fin iba a encontrarte. 
_________________________
“Pita inventa una palabra”. Español Tercer grado. Lecturas. SEP, México, 1984.
Lectura con 433 palabras
_________________________

4 Comments

  1. Esta historia la lei en el libro de lecturas de primer grado de primaria en veracruz, Veracruz en 1997. ojala hubiese una manera de leer todas esas historias de nuevo

  2. guauu no recuerdo bien pero en el libro de español lecturas de la primaria venia esta lectura , pero con algunos detalles diferentes, allá por 1980 y algo..

Comments are closed.