Home » Leyendas, mitos

Category Archives: Leyendas, mitos

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas Temas de primaria Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles más recientes

El sol y la luna – leyenda maya

Una noche, cuando salieron a pasear por la playa, el Señor Iguano y la Señora Iguana, encontraron dos huevecillos y los enterraron en la arena.
Al cabo de un tiempo, los huevos se rompieron. De uno salió un niño que dormía en un árbol; del otro, una niña que dormía en un pequeño cenote.
Desde el árbol, el niño veía cómo el Señor Iguano y la Señora Iguana rehacían las montañas y los valles y los ríos para los mayas. Pero como no había Sol, la tierra estaba muy mojada por los diluvios que habían acabado con los hombres antes de que los dioses les dieran la sustancia del maíz.
El Señor Iguano y la Señora Iguana llamaron al niño:
–Ven, baja del árbol –le dijeron.
Y el niño bajó y caminó hasta ellos.
–¿Te gustaría ser el nuevo Sol que alumbre la Tierra? –le preguntaron.
–Sí me gustaría –contestó el niño–. Pero si viene mi hermana, la niña que duerme en el cenote; si no, me sentiré solo allá arriba.
Entonces el Señor Iguano y la Señora Iguana llamaron a la niña:
–Ven, sal del cenote –le dijeron.
Y la niña salió y caminó hacia ellos.
–¿Te gustaría ser la Luna que alumbre la Tierra? –le preguntaron.
Y la niña contestó que sí, que acompañaría con mucho gusto a su hermano pues tampoco deseaba estar sola.
Y así el niño y la niña se convirtieron en el Sol y la Luna. Alumbraron la Tierra cuarenta días y cuarenta noches, hasta que se secó y crecieron las plantas comestibles otra vez y los hombres pudieron comer otra cosa que no fuera sólo peces.
Pero juntos daban demasiada luz y demasiado calor a la Tierra. Entonces, los dioses le pidieron al Sol que sólo saliera de día; y a la Luna, de noche.
Todavía hoy, cuando la Luna no se ve, dicen que es porque la niña se queda dormida en el cenote.
Una vez restablecidos el Sol y la Luna en el cielo, el hombre creado con la sustancia del maíz pudo vivir.
Entonces el Gran Padre, Señor Iguano, y la Gran Madre, Señora Iguana, ordenaron a los hombres que los adoraran, y los hombres repitieron con respeto el nombre de los dioses.
Al fin, los dioses dijeron:
–Podemos descansar. Hemos cumplido nuestras creaciones.

______________________________________________
 “El sol y la luna” en Silvia Molina (comp.), Las dos iguanas. Leyendas Mayas de Creación. México, SEP-Corunda, 2003.
Lectura con 385 palabras.
______________________________________________

La conquista del cielo

Los griegos debieron pasar mucho tiempo contemplando el cielo, pues nos han llegado multitud de historias de héroes que intentaron conquistarlo. Uno de ellos fue un muchacho llamado Belerofonte, quien, con la ayuda de la diosa Atenea, capturó un fantástico caballo volador llamado Pegaso. Con su corcel alado realizó grandes hazañas, e incluso se propuso volar hasta el Monte Olimpo, donde vivían los dioses.
Zeus decidió darle una buena lección: envió a un moscardón para que picara a Pegaso. El caballo se espantó y Belerofonte se precipitó al vacío. Sin embargo, Pegaso sí alcanzó el Olimpo, donde se quedó a vivir para siempre.
Otro joven que intentó volar fue Ícaro. Su padre, Dédalo, con el que estaba preso en la isla de Creta, construyó dos pares de alas para que tanto él como su hijo pudieran escapar. Dédalo aconsejó a su hijo que no se acercara demasiado al Sol, pero una vez sintió el aire bajo sus alas, Ícaro olvidó la advertencia. El sol derritió la cera que sujetaba las plumas de las alas, e Ícaro cayó al mar y murió.
Iris era la mensajera de los dioses, y atravesaba el cielo bajando por el arco iris para llevar mensajes del Olimpo a la tierra.
____________________________________________
Xavier Marcet Soler, “Cinco patas en lugar de cuatro” en Los animales invertebrados. México, SEP-Parramón, 2007.
Lectura con 205 palabras.
____________________________________________

El Sol y el Viento

El Viento y el Sol se encontraron. El viento lucía una larga capa, un saco de lana muy gruesa y un sombrero muy grande. El Sol lo veía con sus ojos amarillos, grandes y brillantes, asomados bajo un sombrero de paja ardiente.
Era el día de la contienda en que medirían sus fuerzas. Querían saber cuál de los dos era el más poderoso.
El Viento dijo:
–Es mucho, Hermano Sol, lo que yo puedo hacer… Yo hago volar por los aires sus sombreros, dejo sin abrigo a sus wawas (bebés) y sin techo a sus casas. Sin mí no podrían despajar en las trillas.
El Sol respondió:
–Con mi calor consigo lo que quiero, los hago correr buscando abrigo y sombra bajo los montes y refresco en el río. Los hago sudar y quitar sus ponchos, desnudos tienen que trabajar por mi calor. Y a ti también, Hermano Viento, puedo quitarte el sombrero, la capa y el saco.
El Viento y el Sol compitieron. El Viento empezó a soplar con fuerza pero no consiguió quitarle el sombrero al Sol, ni mover uno sólo de sus rayos, ni apagar la chispa de sus ojos.
Cuando llegó su turno, el Sol comenzó a calentar más y más.
Tan grande era el calor que el Viento, sofocado y sudoroso, se quitó el sombrero de alas. Después se quitó la capa y el saco.
Desde entonces reina el Sol y al Viento se le ve vagando desnudo por los caminos, silbando su derrota.
___________________________
“El sol y el viento” en Federico Navarrete Linares (coord.), Hijos de la primavera: vida y palabras de los indios de América, Andrés Sánchez de Tagle, ilus. México, SEP-FCE, 2001.
Lectura con 249 palabras
___________________________
[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrutan hoy.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas libro del perrito Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles destacadas

8. Un puñado de besos

71.Un cuento hace un ciento

25.La peor señora del mundo

45.La mulata de Córdoba

125.¡A comer!

4. Labor detectivesca

35.Queridos monstruos

118.Poemas de Luna y colores

84.La lana

52.Volver a clases

4. Mi abuela tiene ¿Alz… qué?

132.La borreguita negra

6. Una mirada al espacio

93.México dulce

4. ¡Qué rico banquete!

88.¿De qué tienes miedo?

162.Manneken Pis

46.Cuentos mágicos

23.Una pesadilla en mi armario

31.¿Dónde está mi tesoro?

122.El payaso que no hacía reír

31.Ronda de la niña de mis ojos

53.La calle es libre

169.Ramón preocupón

73.El lago de los monstruos

40.Un pozo: la historia del agua en La Tierra

172.Gulliver en Liliput

47.Adivinanzas nahuas

34.¡Ay señora mi vecina!

119.Camino del Norte

34.Diario del universo

123.Nuestra casa

69.El lobo sentimental

28.El perro topil (cuento náhuatl)

178.El hada del lago

53.El hipo de Inés

138.Conjuros para los aprendices de magos

18.La historia de Sputnik y David

23. El portero

74.Sofía, la vaca que amaba la música

104.Bebé a bordo: historia de un embarazo

24. El hombre que no quería trabajar

54.Amigos del alma

111.Una sopa de piedra

83.El truco de Alejandro

66.La mujer que brillaba aún más que el sol

163.Rafa… el niño invisible

100.Axólotl, el ajolote

32.Maravilla de vidrio: Fibra óptica

13. ¡Cuélguenme!

5. Urbano. A la maestra le duele la cabeza

5. Rolf y Rosi

188.La directora del pantano negro

17. Leyenda del Sol y la Luna

35.El pozo de los deseos

17. Los delfines

127.Del pellejo de una pulga y otros versos para jugar

140.El regalo

130.Los espíritus con aspecto de zorro

38.Cuando una gripa se establece

18. Los duendes de la tienda

1. Los colores

107.Pive, chavo, chaval

51.¿Cómo inyecto las medicinas?

28.La bruja mala

8. Mono

12. Huesos

31.Los valientes no asesinan

32.Un amigo

38.El diablo de la botella