Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos (Page 2)

Category Archives: Narraciones-cortas-y-otros-textos

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas Temas de primaria Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles más recientes

La maestra Sofía

La maestra SofíaTodos fuimos muy felices hasta hoy, que llegó la maestra Sofía y lo primero que dijo, sin saludar ni nada, fue:
–Saquen una hoja, vamos a hacer un examen sorpresa.
Nos lo dijo tan sonriente y amable que parecía que no se daba cuenta de lo trágico que era para nosotros. Para todos menos para José Manuel, que en lugar de levantar la mano y reclamar –como hicimos todos los demás, que somos personas normales–, sacó su hoja y su lápiz y nos dijo que nos calláramos, que los exámenes sorpresa eran un buen método para comprobar qué tan flojos éramos.
Yo odio los exámenes. Sobre todo cuando no sé cómo contestarlos. Además pienso que si la maestra quiere probar qué tan estudiosos somos, sería mejor que avisara, así nosotros podríamos estudiar y ella sería más feliz si no reprobáramos tanto.
Y yo, que ya había inventado un nuevo método para hacer trampa en los exámenes y no lo pude usar porque éste fue de improviso. El truco consiste en escribir en la goma la respuesta que uno está solicitando y pasarla a un compañero inteligente que no sea José Manuel porque él nunca sopla. El compañero inteligente escribe la respuesta del otro lado y manda la goma de regreso. No lo pude hacer porque mi lugar de siempre queda entre Javier y Luis Arturo, y no me dio tiempo de cambiarme de lugar. Javier es igual de estudioso que yo (o sea no mucho), pero Luis Arturo es el más burro de la clase, y creo que de la escuela y quizá hasta de todo México.
Nos dimos cuenta una vez que la maestra Sofía le preguntó qué era un ave canora y el muy bruto dijo que era una cruza de perro y ave. Todos nos reímos mucho y la maestra le dijo que no era eso, que pensara bien. Luis Arturo dijo entonces que un ave canora era un pájaro que viajaba en barco, y lo que pasa es que dijo a lo que le sonaba la palabra y se le había olvidado que la maestra Sofía nos enseñó que a los pájaros que cantan se les llama aves canoras.
Hubiera sido yo muy idiota de pedirle a Luis Arturo las respuestas sabiendo las barbaridades que siempre contesta. Y me moría de envidia cuando vi a Edgar, que tuvo la suerte de tener sentada a María Esther junto a él; aunque María Esther es horrorosa, siempre le va bien en la escuela, y como está enamorada de Edgar, le pasó el examen completito. Claro que Edgar se tuvo que pasar el recreo sentado con ella, pero dice que valió la pena.

Mónica Beltrán Brozón, ¡Casi medio año! México, SEP–SM, 2003.

Lectura con 445 palabras

Que no lo toquen ni las moscas – cuento de un niño insoportable

Que no lo toquen ni las moscasAhora que estoy viejo debo confesarlo: yo fui un niño insoportable.
Sí, consentido, grosero y llorón. De esos que escupen, pican los ojos y muerden; que le levantan la falda a sus compañeras del salón; que rompen los juguetes ajenos, y también los propios si ya están aburridos; que se meten los dedos a la nariz; que hacen la tarea sólo cuando se les da la gana; de esos que se meten a la boca doce barras de chicle para después pegarlas en la cola de un gato o en el pelo de una niña gorda.
“Federico, me pegó un chicle en la cabeza”, solían acusarme señalando las pecas de mi nariz.
“¿Yo? –contestaba yo– No es cierto.”
Me encantaba tocar los timbres del vecindario y salir corriendo, romper vidrios con la resortera, y si se trataba de jugar con niñas les metía unos buenos pellizcotes, aplastaba sus pastelitos de tierra o pisaba sus muñecas. No era raro que alguien fuera con el chisme a mi mamá, pero al poco tiempo dejaron de hacerlo porque ella siempre contestaba lo mismo:
“Creo que usted está diciendo una mentira. Mi angelito no sería capaz de hacer eso.”
Y cuando se alejaba quien me había acusado, yo lo alcanzaba, le sacaba la lengua y le hacía una sonora trompetilla.
Yo era el rey de la casa, me compraban lo que quería, tenía un cuarto lleno de juguetes donde había desde bicicletas, balones y rifles de diábolos, hasta yoyos de todos los colores. Sólo comía lo que se me antojaba y, aunque era un glotón de lo peor, estaba tan flaco como una lombriz pues mi dieta era a base de pastelitos, dulces y refrescos de cola. Si a la hora de la comida me ponían un plato con sopa de verduras, yo decía:
¡Guácala!
De hígado encebollado:
¡Guácala!
De pollo:
¡Guácala!
Siempre contestaba lo mismo. Por si esto fuera poco, mis papás me cuidaban como a un tesoro: me traían arropado con un suéter, aunque hiciera calor, y desinfectaban cualquier cosa que tocara mi piel. No dejaban que se me arrimara ningún perro, a menos que estuviera vacunado, y estaban atentos de matar cualquier araña, cucaracha o mosca que se me acercara.
Este libro es la historia de cómo cambió mi vida y me convertí en un niño diferente.
Y, ¿cómo le habrá hecho? Porque un niño así es insoportable. ¿O no? ¿Quiénes de ustedes son insoportables? Por favor, alcen la mano.

Óscar Martínez Vélez, ¡Guácala! México, SEP–SM, 2004.

Lectura con 409 palabras.

Una familia numerosa y rica

Pequeñitas, de 5 a 10 centímetros, o gigantescas como la carroza que le regaló a Cenicienta su hada madrina; amarillas, verdes, anaranjadas, cafecitas rosas, casi blancas, rojas; alargadas, redondas,

curvas, achatadas, rectas; de piel lisita y suave, o rugosa y áspera, o con rayas profundas, que les marcan gajos como si fueran mandarinas. Las calabazas pueden ser tan diferentes unas de otras porque pertenecen a una familia numerosa, con más de cien variedades.

Cuenta el cronista Diego de Landa que en América las calabazas se usaban “…para comer asadas y cocidas…, las pepitas para hacer guisados…, ya secas como… recipientes o vasos”.
En efecto, de las calabazas se utiliza todo: pulpa, semillas y cáscara. Con esta última, los niños ahora hacen lámparas el Día de Muertos.
Las calabazas son cucurbitáceas de origen americano y sabor delicioso, entre cuyos parientes están el melón, la sandía y el pepino. En América del Sur tiene otros nombres: zapallitos, las calabacitas tiernas y zapallo la grande. Zapallu es una voz quechua.
Las calabazas son un alimento muy popular en toda América: pueden preparase con crema; rellenas de carne o de queso; en budín o en sopa; en guisado, con alubias y maíz; capeadas; con papas en puré; en dulce, cociéndolas con piloncillo o en trozos; y en muchísimas otras formas, todas exquisitas.
¡Se me hace agua la boca!
______________________
Cristina Carbó et al., “Una familia numerosa y rica” en 501 maravillas del viejo Nuevo Mundo 1. México, SEP-Hachette Latinoamericana, 1994.
Lectura con 224 palabras
______________________

[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrutan hoy.

Temas de primaria

Los temas para tus tareas libro del perrito Encuentra la información para realizar tus trabajos y tareas para la primaria.

Lecturas infantiles destacadas

8. Un puñado de besos

71.Un cuento hace un ciento

25.La peor señora del mundo

45.La mulata de Córdoba

125.¡A comer!

4. Labor detectivesca

35.Queridos monstruos

118.Poemas de Luna y colores

84.La lana

52.Volver a clases

4. Mi abuela tiene ¿Alz… qué?

132.La borreguita negra

6. Una mirada al espacio

93.México dulce

4. ¡Qué rico banquete!

88.¿De qué tienes miedo?

162.Manneken Pis

46.Cuentos mágicos

23.Una pesadilla en mi armario

31.¿Dónde está mi tesoro?

122.El payaso que no hacía reír

31.Ronda de la niña de mis ojos

53.La calle es libre

169.Ramón preocupón

73.El lago de los monstruos

40.Un pozo: la historia del agua en La Tierra

172.Gulliver en Liliput

47.Adivinanzas nahuas

34.¡Ay señora mi vecina!

119.Camino del Norte

34.Diario del universo

123.Nuestra casa

69.El lobo sentimental

28.El perro topil (cuento náhuatl)

178.El hada del lago

53.El hipo de Inés

138.Conjuros para los aprendices de magos

18.La historia de Sputnik y David

23. El portero

74.Sofía, la vaca que amaba la música

104.Bebé a bordo: historia de un embarazo

24. El hombre que no quería trabajar

54.Amigos del alma

111.Una sopa de piedra

83.El truco de Alejandro

66.La mujer que brillaba aún más que el sol

163.Rafa… el niño invisible

100.Axólotl, el ajolote

32.Maravilla de vidrio: Fibra óptica

13. ¡Cuélguenme!

5. Urbano. A la maestra le duele la cabeza

5. Rolf y Rosi

188.La directora del pantano negro

17. Leyenda del Sol y la Luna

35.El pozo de los deseos

17. Los delfines

127.Del pellejo de una pulga y otros versos para jugar

140.El regalo

130.Los espíritus con aspecto de zorro

38.Cuando una gripa se establece

18. Los duendes de la tienda

1. Los colores

107.Pive, chavo, chaval

51.¿Cómo inyecto las medicinas?

28.La bruja mala

8. Mono

12. Huesos

31.Los valientes no asesinan

32.Un amigo

38.El diablo de la botella