Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos (Page 3)

Category Archives: Narraciones-cortas-y-otros-textos

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Tus dientes

Tus dientes están recubiertos de una capa protectora de esmalte hecho de carbonato de calcio duro cristalizado. Esta capa de esmalte endurece tus

dientes lo suficiente como para soportar toda una vida de uso y desgaste, pero sólo si los cuidas debidamente, porque, aunque es la sustancia más dura del cuerpo, el esmalte también es vulnerable a las caries.

Para qué son los dientes.
Los humanos somos omnívoros, lo cual significa que podemos comer plantas o animales. La primera serie de 20 dientes de leche será reemplazada y, cuando alcances los 20 años de edad, tendrás un juego completo de 32 dientes definitivos. Los dientes adultos tienen varias formas distintas que nos ayudan a desgarrar, triturar y moler los alimentos.

Los dientes están vivos.
La parte de los dientes que puedes ver está formada de esmalte blanco y duro. Debajo hay un tejido óseo llamado dentina. En el centro de cada diente hay una pulpa blanda en la que están los nervios y los vasos sanguíneos.

Caries de los dientes.
El sarro es una mezcla de restos de comida y bacterias que se forma cada día en los dientes. Las bacterias producen un ácido que se como el esmalte.
La caries ha atravesado el esmalte y llegado a la dentina. El dentista lima la caries y llena el diente con una mezcla de metales que impide que la caries continúe.

Algunas personas llevan alambres para ajustar los dientes y corregir su posición. Es posible que haya que extraer uno o más dientes para evitar que se monten unos sobre otros cuando los dientes traten de ocupar su posición correcta.
___________________
Paul Dawson, Explorar el cuerpo humano ¡un viaje increíble por tu cuerpo! México, SEP-Cordillera de los Andes, 2004.
Lectura con 269 palabras
___________________

¿Por qué tiene la ballena tan singular garganta?

Hace ya mucho tiempo, hijo mío, hubo en el mar una Ballena que se alimentaba de peces. Comía estrellas de mar, cangrejos, pargos, huachinangos, dorados y calamares, sin olvidar la onduladísima anguila. A cuantos peces encontraba en el mar los devoraba con la boca abierta… ¡Así! Hasta que, al fin, sólo quedó en los mares un pececillo solitario, el cual era astuto de veras, y empezó a nadar detrás de la oreja derecha de la Ballena, de modo que no corría ningún riesgo.
Hasta que un día se irguió la Ballena sobre su cola y exclamó:
–¡Tengo hambre!
Y el pez pequeño y astuto dijo, con una vocecita astuta de verdad:
–¡Oh noble y generoso cetáceo! ¿No has probado nunca el hombre?
–No –contestó la ballena– ¿A qué sabe?
–Está muy rico –dijo el pececillo astuto–. Es muy sabroso, aunque algo duro.
–Siendo así, tráeme algunos –dijo la Ballena. Y dando un coletazo, levantó un penacho de espuma.
–Basta con uno cada vez –dijo el pez astuto–. Si vas nadando hasta la latitud de 50º Norte y la longitud 40º Oeste (esto es cosa de magia), encontrarás a un marinero náufrago, sentado en una balsa, en medio del mar. Sólo lleva unos pantalones de lona azul, unos tirantes (no olvides esto de los tirantes, hijo mío) y una navaja marinera. He de prevenirte que es hombre de infinitos recursos y de extraordinaria sagacidad.
Así pues, la Ballena se fue nadando, nadando, hasta alcanzar la latitud 50 grados Norte y la longitud 40 grados Oeste y en efecto, sentado en una balsa, en medio del mar, llevando sólo unos pantalones de lona azul, unos tirantes (acuérdate especialmente de los tirantes hijo mío) y una navaja marinera, vio a un marinero náufrago que se refrescaba en el agua la punta del pie. (Había pedido permiso a su madre para mojarse los pies un poquito; de lo contrario no se habría atrevido a hacerlo, pues era en extremo avisado y sagaz).
¿Se imaginan, un marinero que tiene que pedirle permiso a su mamá para mojarse los pies? Qué locura. Y no supimos por qué la ballena tiene la garganta como la tiene… ¿Ustedes piensan quedarse con la curiosidad? Yo no. Así que voy a tener que conseguir el libro.
—————–
Rudyard Kipling, “¿Por qué tiene la ballena tan singular garganta?” en Precisamente Así. México, SEP-Juventud, 2002.
Lectura con 378 palabras
——————

Vivir en sociedad. La vida en grupo

A medida que vamos creciendo, también crece nuestra curiosidad por el mundo que nos rodea. En la escuela, en un club deportivo o en el trabajo, vivimos en comunidad con otras personas.

Adaptarse los unos a los otros
Las relaciones con los extraños no se parecen mucho a las que tenemos en nuestra familia. Hay lazos de amor que nos unen a nuestra propia familia. Estamos acostumbrados los unos a los otros, aunque de vez en cuando haya discusiones. Pero la sociedad también está compuesta de personas que no son nuestros hermanos ni nuestros amigos. No siempre tienen las mismas costumbres que las nuestras. Hace falta tiempo y paciencia para conocerlos. Vivir en sociedad es aprender a relacionarse con toda clase de personas y en toda clase de situaciones.

La vida con los demás
Compartimos con los demás muchas de nuestras actividades. A menudo jugamos y trabajamos con otras personas. Desde que empezamos a ir al jardín de niños, descubrimos una sociedad de la que vamos a formar parte durante mucho tiempo: ¡la escuela! Los clubes deportivos también son sociedades. Podemos llamarlas “sociedades” porque son grupos de personas organizados de tal modo que existen actividades comunes. El lugar donde trabajan los padres constituye otra sociedad, muy pequeña si administran un restaurante, pero muy grande si laboran en un hospital o en una fábrica.
________________________
Sophie Bolo, “Vivir en sociedad. La vida en grupo” en Vivir con los demás: la familia, la sociedad, las leyes la justicia. México.
Lectura con 223 palabras.
________________________
[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.