Tener una familia

Estándar

La familia es la gente que nos quiere
y vive con nosotros;

o la que, desde lejos,
nos piensa y nos protege;
la que nos da calor, comida, besos,
aunque nos diga, a veces:
“¡No puedes hacer eso!”
La familia
es como un gran paraguas
abierto ante la lluvia;
es leño y chimenea en el invierno
y en el verano pozo de agua fresca;
es un sofá,
un refugio,
una sonrisa,
una canción,
un hombro
y un pañuelo;
es una mano abierta,
es un abrazo fuerte,
es un regazo tibio…
Papá, mamá y hermanos
forman una familia, pero a veces
alguno de ellos falta
porque quizá se fue
o acaso nunca vino.
El abuelo o la abuela
también pueden ser jefes de familia
cuando papá y mamá se han ido
por una temporada o para siempre.
Hay que verlos entonces:
¡a pesar de sus años sacan fuerzas
y son, otra vez, soles
que alumbran y que abrigan!
Puede ser que a papá, mamá y abuelos
se sumen unas tías,
un primo y hasta el perro,
la gata y el canario.
Grandotota,
pequeña
o diminuta:
lo que en verdad importa
¡es que tengamos siempre una familia!

_____________________
Francisco Delgado Santos, “Tener una familia” en El mundo que amo. México, SEP-EuroMéxico, 2006
Lectura con 195 palabras
_____________________