Teseo y el Minotauro

Estándar
Según un antiguo relato griego, el Minotauro era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro que

vivía encerrado en un laberinto. Cada año, exigía que le llevaran cierto número de muchachas y muchachos para comérselos. Si no lo hacían, destruiría la ciudad. Un día, Teseo, un joven astuto y temerario, decidió acabar con el Minotauro. Nunca lo habría logrado si no fuera por la ayuda de la princesa Ariadna.


Sí, al rey aquello le pareció un disparate, porque él sabía que era fácil entrar en el Laberinto, pero que era dificilísimo salir.
Por dos causas: primero, el laberinto era una trampa terrible, que tenía una sola puerta que servía de entrada y en su interior era tan complicado que todos se perdían por los pasillos oscuros y retorcidos… ¡Y no podían salir nunca más!
Y segundo, porque allí dentro estaba el Minotauro, que era invencible y no tenía piedad ni compasión de nadie. Cuando los compañeros de Teseo se enteraron de todo esto, se desesperaron. ¡No había salvación posible, por más fuerte que fuera Teseo!
Pero en medio de su angustia no se habían dado cuenta de una cosa: no todos eran malos en la isla. ¡Estaba Ariadna, la princesa, juguetona y de piel dorada y ojos de color de las algas! ¡Y que se había enamorado de Teseo! Como había decidido ayudarlo, lo citó a escondidas de su padre y le dijo:
–Eres muy simpático. Y como respeto y admiro tu valentía, te apoyaré en todo lo que hagas.
–Gracias –le dijo Teseo sorprendido y contento–. Me alegro muchísimo de tener de mi parte a una princesa tan inteligente y bonita.
¡Quiero matar al Minotauro! ¡Y cuando esté bien muerto en Atenas habrá fiesta todos los días! Cuando Teseo terminó de hablar, Ariadna aplaudió entusiasmada.

¿Qué hizo Ariadna para ayudar a Teseo? Le dio un carrete de cordel muy fuerte, para que el héroe fuera dejándolo caer por los enrevesados corredores del laberinto. Teseo era un gran guerrero: mató al Minotauro y luego fue siguiendo el cordel hasta que encontró la salida.


_______________________
Cristina Gudiño Kieffer (adaptación), Teseo y el Minotauro. México, SEP-CEAL, 1990.
Lectura con 347 palabras
_______________________